15 de marzo de 2013 / 01:34 a.m.

Oscar Gutiérrez Santana, director de la Cuenca Río Bravo, mencionó que será hasta julio o agosto cuando se analicen las propuestas de los municipios de utilizar el lecho del río.

 Monterrey.- • Aunque el alcalde de San Pedro ya hacía planes con la parte del río Santa Catarina que le tocaría en concesión, el director de la Cuenca Río Bravo de la Comisión Nacional del Agua, Oscar Gutiérrez Santana aclaró que todavía no hay autorización para utilizar el cauce.

Será hasta julio o agosto, cuando concluyan los trabajos de desazolve y otro tipo de infraestructura hidráulica, cuando se analizará la propuesta de cada municipio para utilizar nuevamente el lecho del río que se les retiró después del huracán Alex.

Por ello el titular de la CNA en Nuevo León consideró que el alcalde Ugo Ruiz Cortés "se confundió" al dar la noticia de que en un mes obtendrían el permiso para instalar espacios de diversión y deporte en el tramo del puente San Isidro a Gonzalitos. Lo que sí se ha autorizado al municipio de San Pedro, es la regeneración de las márgenes del río cercanas a las colonias.

"Quizá haya una confusión, es cierto que estamos trabajando en las zonas federales pero no en el cauce del río, son las zonas que tienen vecindad con el cauce del río las que están siendo tramitadas por el municipio para ser utilizadas en parques lineales y sitios de esparcimiento, pero no es el cauce del río", aclaró.

Gutiérrez Santana añadió que en las diferentes reuniones del Consejo de Reconstrucción de Nuevo León han abordado el tema concluyendo que no sería prudente entregar concesiones de manera precipitada, puesto que interferiría con las obras que se realizan

El director de la Cuenca Río Bravo indicó que si es posible entregar concesiones una vez que finalicen los trabajos, para lo cual los municipios ya han presentado sus proyectos.

Las condiciones son crear espacios de esparcimiento, recreación y deporte además de que cumplan con la regla de no interferir con el uso primordial del río que es conducir el agua.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS