5 de junio de 2013 / 07:11 p.m.

El español de 39 años firmó un contrato por cuatro años como reemplazo de David Moyes, que sustituirá a Alex Ferguson en Manchester United.

Martínez es el primer entrenador nuevo de Everton en 11 años.

Martínez conservó su buena reputación pese al descenso de Wigan a la segunda división. Sin embargo, llevó al equipo del noroeste a conseguir su primer trofeo importante gracias a una sorpresiva victoria 1-0 contra el Manchester City en la final de la Copa de la FA en mayo, e insistió en jugar un fútbol sencillo que le valió aplausos en todo el país.

"Va a un gran club, una gran afición y le deseo la mejor de las suertes", dijo el dueño del Wigan, Dave Whelan, quien permitió que Martínez comenzara sus conversaciones con el Everton a raíz del descenso de su equipo.

"Es un hombre maravilloso, muy honesto y te da el 150%, totalmente".

Martínez fue jugador del Wigan durante seis años antes de volver a ser entrenador en 2009 tras pasar dos años en Swansea.

Incorporarse al Everton constituye un gran paso para Martínez, cuya misión pasará de simplemente mantener a un equipo en la liga Premier a clasificarlo a competencias europeas.

Everton sigue siendo uno de los equipos más importantes de Inglaterra, con un gran número de seguidores y que debe su éxito a la década de 1980, cuando compitió con su rival local Liverpool como el equipo más grande del país.

No obstante, su último título importante fue la Copa de la FA, y los hinchas deseosos de éxito querrán que Martínez repita la estabilidad y el estilo de fútbol alcanzado bajo Moyes, además de conseguir algunos trofeos más. Everton terminó sexto en la clasificación de la temporada pasada, por encima de Liverpool por segunda campaña consecutiva.

La primera tarea de Martínez será asegurar el futuro de los jugadores estrella del Everton como Leighton Baines, Marouane Fellaini y Phil Jagielka, muy codiciados después de las buenas temporadas en Goodison Park.

AP