4 de julio de 2013 / 01:31 p.m.

A través de sus familiares y los de sus colaboradores más allegados, el secretario general de laFederación de Sindicatos Independientes, Jacinto Padilla Valdés, actualmente bajo proceso por delito de secuestro, sigue controlando los recursos del gremio.

Desde su llegada al poder, la nómina de la Federación se llenó de apellidos conocidos y encomendó a sus familiares más cercanos la operación de los negocios con los que cuentan, entre ellos, un centro recreativo en la presa “El Cuchillo”. Carlos Padilla Valdés, hermano del líder, aparece como contacto en la página de internet del sitio; pero no es el único.

Los espacios sociales en poder de la Federación, ubicados cerca de su sede principal, son operados por Edgar Jacinto Padilla Valdés y Yurtizqui Padilla Salazar, su hija.

El salón Guerrero, sobre la calle de este mismo nombre, en el centro de la ciudad, cuenta con capacidad para 700 personas; mientras que el salón Treviño, para 150. También tienen negocios de la misma naturaleza en el municipio de Juárez, sobre la carretera a San Mateo, en el kilómetro 3, con capacidad para 300 personas, además de un centro recreativo. Todos estos espacios tienen un costo para los empleados muy similar al establecido para el público en general.

Adicionalmente, su hermano Jaime Alejandro Padilla Valdés realiza y opera las presuntas auditorías y revisiones que se entregan a los integrantes del Comité Ejecutivo de la Federación.

El tesorero del sindicato, Gerardo Ibarra Ruiz, también bajo proceso en el Centro Federal de Readaptación Social número 9 de Ciudad Juárez, Chihuahua, llevó a trabajar consigo a gente de su familia, igual que hizo su hermano Fernando Javier.

TODOS GANAN

En estos momentos es Manuel Aguilera Goytia, secretario de Relaciones Públicas, quien lidera la FNSI, con su secretario general bajo proceso y sin intenciones de convocar a nuevas elecciones.

Aguilera Goytia también tiene tendida ya su red de apoyo en la nómina de la Federación: hermanos, hijos, parientes sanguíneos y políticos.

En una relación de la nómina a la que MILENIO Monterrey tuvo acceso, hay al menos seis familiares del secretario en funciones.

Algunos de ellos son María Concepción Aguilar Betancourt, con número de seguridad social 43-95-69-3803-9 y quien labora en el área de Capillas; Deicy Juanita y Mario Ángel Aguilar Rodríguez, que trabajan como asesores, sin especificar cuáles son sus funciones.

EMPLEADOS ÚTILES

La ordeña del Fondo de Previsión Social, que integra 40 por ciento de los empleados afiliados y que conjunta alrededor de 70 millones de pesos anuales, se dio a través de la compra o inversión en varios negocios; sin embargo también se “usó” a empleados de niveles inferiores para sacar cheques personales.

Es el caso de José Roberto Arredondo Mata, empleado de la Federación, a nombre de quien se expidieron alrededor de 175 cheques entre el 6 de mayo de 2009 y el 28 de enero de 2011, por una cantidad que asciende a los 6 millones 76 mil pesos.

En la misma situación está Héctor Rafael Rodríguez García, chofer del tesorero, en favor de quien se expidieron 28 cheques por un monto total de 5 millones 773 mil pesos, y a quien se señala como cómplice de su jefe Gerardo Ibarra Ruiz en el secuestro de Eliasiv Flores Fernández. Rodríguez García se encuentra prófugo de la justicia.

Por último, se encuentra Juan Manuel Espinoza Salas, quien aparece como empelado de las capillas funerarias de la FNSI y que cuenta con cheques por más de 25 millones de pesos, en un periodo de mayo de 2009 a enero de 2011.

Las cuentas de las cuales son expedidos estos documentos son la 450211877 de Bancomer; 00596001173 de Banorte; 65501-926171, 65500-894351, 65-500902529 y 65500894197 de Santander; además de la número 195-100-365 del Banco Afirme y la 00012876011 en IXE.

Usos y costumbres

Además de disponer de recursos procedentes del Fondo de Previsión Social del sindicato, también fueron expedidos cheques personales a nombre de por lo menos dos empleados.

Respecto al caso de Padilla Valdés, la delegación estatal de la Secretaría del Trabajo informó que Jacinto Padilla Valdés sigue reconocido como líder de la federación.

Respetamos su autonomía: delegada de STPS

Pese a que el líder de la FNSI, Jacinto Padilla, está bajo investigación, la delegación federal de la Secretaria del Trabajo descartó intervenir en esta situación, al invocar la autonomía de estos organismos.

Mayela Quiroga, titular de la dependencia, afirmó que la toma de nota la otorga la Subsecretaría del Trabajo, a través de la Dirección General de Registro de Asociaciones, instancia que sería la indicada para retirar la acreditación de líder a Padilla.

""Respetamos la autonomía de los sindicatos y la vida interna de los propios sindicatos, es una política del presidente (…) esto le corresponde directamente al sindicato"", consideró.

La funcionaria puntualizó que el caso ya está en conocimiento del subsecretario del Trabajo, Rafael Avante, y aguardan la resolución que tome la autoridad judicial.

""Ellos tienen un procedimiento dentro de su propio órgano, desconozco los lineamientos de su sindicato (para ver) qué procedimiento se tendría que hacee"", dijo.

Las instancias federal y estatal de la Secretaría del Trabajo reconocen a Padilla como secretario general de la FNSI mientras no haya un comunicado oficial anunciando su destitución. Luis García/Monterrey

 — DANIELA MENDOZA