14 de febrero de 2013 / 11:48 p.m.

Altamira • Personal de Pemex, dio a conocer que se controló el derrame de diesel provocado por una toma clandestina en el poliducto Madero-Linares-Cadereyta, ubicado en el ejido la pedrera del municipio de Altamira.

Ante esta situación se suspendió la operación en el poliducto de 12 pulgadas para proceder a controlar la fuga, así mismo se inició con la recuperación del producto y saneamiento de la zona.

Integrantes del área jurídica de la paraestatal procedieron a interponer la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público con el fin de deslindar responsabilidades.

Como respuesta a estas acciones Pemex fortalece la vigilancia en los ductos a fin de evitar se presenten tomas clandestinas y evitar riesgos.

REDACCIÓN