22 de agosto de 2013 / 07:38 p.m.

La fase final de la Nascar México comienza en San Luis Potosí, con Rubén Rovelo que intentará adueñarse del liderato del grupo que participa en el Desafío 2013, lo que le daría ventaja para pelear el titulo en las cinco fechas que restan.

Tras cerrar la temporada regular de 10 citas, en donde quedó cuarto general, explicó que se siente satisfecho con esa parte pues logró lo principal que era calificar a la siguiente ronda y ahora es donde debe aplicar la experiencia para poder conseguir triunfos y ser campeón de la categoría.

"El primer objetivo de la temporada se cumplió, que era entrar al Desafío; sin embargo, ahora el panorama ha cambiado, es diferente, y lo más importante para esta etapa será ser muy competitivo en todas las carreras y muy constante", explicó el capitalino.

De esta manera la competencia en San Luis, un óvalo que conoce perfectamente y en el que ha tenido buenas experiencias, dijo que será buscar la bandea a cuadros ya que la batalla será muy fuerte, pues solo hay cinco fechas y el margen de error es mínimo además que se competirá junto a los coches que no pasaron al desafío y eso lo hace más complicado.

"El objetivo para la competencia de San Luis Potosí es quedar al frente del grupo del Desafío para marcar la pauta de lo que será el cierre de temporada. Hay que tomar en cuenta que son cinco carrera finales en una especie de playoffs y la batalla será en verdad fuerte y reñida", sostuvo.

Específicamente hablando de la pista, un óvalo de media milla de longitud (804.672 metros), señaló que "Es muy corto, los alcances son rápidos y el tráfico intenso, lo que a su vez propicia muchos accidentes.

De modo que se debe ser extremadamente cuidadoso y estar muy concentrado. Por supuesto que rodar al frente ayuda para evitar los problemas".

La carrera será la decimoprimera del año, bajo la denominación de Potosina 200, la cual iniciará actividades sábado 24 de agosto con prácticas y la sesión calificada (15:30 hrs.).

El domingo 25 se largará la carrera a las 13:30 horas, con 250 vueltas programadas, o dos horas y 50 minutos como tiempo límite, lo que ocurra primero.

Notimex