2 de junio de 2013 / 11:11 p.m.

 

 Ciudad de México • Después de cuatro horas de música, cortesía de los DJ Leroy Styles y Apster (quienes causaron la euforia de los presentes en el Palacio de los deportes con mezclas últimos éxitos de Guetta, Harris, SHM y demás), Afrojack apareció en el escenario del recinto, respaldado por una gran pantalla de LEDs y un potente equipo de sonido, que desafió los problemas de acústica característicos del ‘Domo de cobre’.

Los primeros acordes de “Take oven control” fueron la señal de que el DJ holandés estaba listo para ofrecer una noche inolvidable para sus seguidores, quienes por primera vez lo verían actuar en la Ciudad de México.

“¿Están listos Ciudad de México? Quiero que hagan mucho ruido”, fue el saludo del DJ a sus fans, para romper las tiras de bocinas con lo mejor de su repertorio “Cant stop me”, “No beef”, “Hand high”, “Last night” y “Sending my love”, fueron los puntos elevados de la noche, donde adolescentes y mayores de edad (separados por arreas en el dancefloor), bailaron eufóricos.

La voz de Pitbull en el inicio de “Give me everything”, hizo retumbar el Palacio, y el tema se convirtió en el más coreado de la noche. Después vino “Titanium” otro de los grandes éxitos de Afrojack a lado de David Guetta y Sia, uno de los cortes más importantes del 2012.

“México, está es mi primera vez aquí, quiero que sepan que han sido espectaculares, les agradezco mucho esta noche”, fueron las palabras finales del DJ, que durante dos horas ofreció una fiesta de altos estándares.

Omar Ramos