Redacción
4 de julio de 2013 / 03:42 p.m.

 Un terreno que funcionaba cómo canchas de Fútbol se ha convertido en un basurero donde habitan moscas, víboras, ratas y todo, frente a un jardín de niños.

El terreno ubicado en la avenida del centro Sur, en la colonia Barrio San Carlos, sector Solidaridad, vecinos denunciaron que los olores son insoportables ya que muchas veces tiran animales muertos, además de escombro, salas, etcétera.

La directora del plantel explicó que anteriormente carretoneros iban a depositar su basura, ellos hacían el reporte y se solucionaba, sin embargo desde el mes de octubre no los atienden, provocando una gran acumulación de residuos.

Además explicó que algunos niños ya sufrieron alergias, además de que conviven en una sitación incomoda al salir al recreo, debido a los olores desagradables.

""Aquí les enseñamos en educación ambiental de cómo cuidar el entorno, es increíble que muchos niños tengan más educación que los propios adultos, los niños mismos niños les gritan no tiren basura.""