25 de octubre de 2013 / 07:34 p.m.

Ciudad de México.- Los niños indígenas triquis que triunfaron en Argentina en el Festival Mini Básquet, originarios de Oaxaca y Puebla, se reunieron hoy con medallistas olímpicos y mundiales, así como autoridades del deporte del país.

Muy de mañana y con intenso frío, los pequeños basquetbolistas caminaron hacia el comedor del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) para desayunar con la gama de estrellas que se han forjado en esta instalación.

"Es un honor desayunar con ustedes porque son unos campeones, como deportistas todos tenemos sueños y ustedes me han dado un aprendizaje", expresó la taekwondoín María del Rosario Espinosa

Uno a uno los pequeños deportistas con rostro de asombro pero con enorme alegría llegaron al comedor que contó con la presencia de estrellas del deporte mexicano, como los medallistas olímpicos María del Rosario Espinosa en taekwondo y ex andarín Ernesto Canto, quien brilló en Los Ángeles 84.

"Nos da mucho gusto que hayan pasado la noche aquí; tenerlos a ustedes es un honor y que estén con los medallistas olímpicos y mundiales es una gratificación para ustedes", señaló el presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla Becerra, quien estuvo acompañado por el titular de la Conade, Jesús Mena Campos.

La doble medallista olímpica en Pekín 2008 y Londres 2012, la taekwondoín María del Rosario Espinosa, reconoció la labor de los pequeños deportistas que pusieron el nombre de México en alto y aunque con algunas limitaciones hicieron historia al lograr el título del Festival Mundial de Mini-Baloncesto.

"Es un honor desayunar con ustedes porque son unos campeones, como deportistas todos tenemos sueños y ustedes me han dado un aprendizaje", expresó la atleta sinaloense.

En la reunión los niños triquis se tomaron fotografías con los campeones como Uriel Adriano en taekwondo quien expresó que estos pequeños han cambiado la cara del deporte, aun siendo de entidades con escasos recursos.

Al convivio que organizó el COM como reconocimiento a estos deportistas acudieron los ex competidores Joel Sánchez, bronce en Sidney 2000, Raúl González, doble medallista en Los Ángeles 84, así como los arqueros Luis Eduardo Velez y Juan René Serrano.

Además Ximena Saldaña, integrante de la Organización Deportiva Panamericana, quien reconoció la hazaña de los dos equipos mexicanos de niños triquis de Oaxaca y niñas de Puebla, conocido como las Bayonetas.

Los entrenadores Sergio Zúñiga de Oaxaca y Enrique Bayón, Puebla, agradecieron la distinción que tuvieron los organismos deportivos para recibir en una instalación olímpica a los pequeños que ya son ejemplo para otros, los cuales esperan turno en la Academia de Baloncesto Indígena de México.

Notimex