Francisco Zúñiga 
16 de julio de 2013 / 11:36 p.m.

Monterrey.- • La Coparmex de Nuevo León anunció una campaña contra la corrupción para fomentar la cultura de la legalidad, en la que esperan la participación de por lo menos unos 500 organismos de carácter civil, y así reducir los índices de inseguridad e impunidad.

El presidente de la citada institución, Alberto Fernández Martínez, explicó que consideran la legalidad como un factor clave para el desarrollo económico y social de Nuevo León, y por eso buscan unificar esfuerzos de diversas organizaciones, para sumar todos los sectores de la sociedad en esta promoción.

“Ya iniciamos el acercamiento con esas organizaciones”, dijo el directivo de Coparmex, y aunque no quiso especificar cuáles son, dijo que hay desde escuelas, iglesias, hasta organismos empresariales.

“Somos una sociedad acostumbrada a la ilegalidad y eso es muy preocupante”, dijo el líder empresarial.

Se trabajará en dos fases: con un programa intersectorial de promoción de cultura de la legalidad que darán a conocer posiblemente en septiembre; y denunciando la excesiva regulación como un problema que incentiva la corrupción e inhibe la actividad económica formal.

“Son dos campos de acción en los que estaremos trabajando los próximos meses y esperamos poder compartirles próximamente acciones e iniciativas concretas al respecto”, dijo Fernández Martínez.

De hecho, una encuesta ordenada por Coparmex, determinó que apenas el 24 por ciento de los nuevoleoneses del área metropolitana han escuchado el tema de cultura de la legalidad, y apenas un 21 por ciento el término estado de derecho.

“Para esto mandamos hacer una encuesta en la que tomamos en cuenta una muestra de 2 mil 800 en los municipios de Monterrey, Guadalupe, San Nicolás, Apodaca, Escobedo, Santa Catarina y San Pedro, alcanzando un nivel de confianza de 95 por ciento.

Algunos otros hallazgos son que sólo el 16 por ciento de los regios ha escuchado acciones de cultura de la legalidad en los últimos 6 meses, y el 41 por ciento considera que cuando ocurren delitos a su alrededor, es su responsabilidad denunciarlos.

Para el 28 por ciento, hay responsabilidad de ayudarle a la policía a resolver un delito, y un 40 por ciento dijo que si una ley impide que haga lo que quiera, no la cumpliría.Sólo el 41 por ciento asume para los ciudadanos la responsabilidad de que Nuevo León sea más seguro.

“Quizá en comparación con los crímenes violentos estos detalles podrían considerarse insignificantes, pero sumados, colaboran a un ambiente de ilegalidad que es tierra fértil para los principales males que hoy en día aquejan Nuevo León”, precisó el empresario.

Son una serie de actos aparentemente sencillos, pero significativos de lo poco que se valora la legalidad por los regios. Pequeñas faltas como tirar un papel en la calle, estacionarse en doble fila, dedicar tiempo y recursos del trabajo para asuntos personales, entre otros.

Asimismo algunos empresarios también incurren en faltas para agilizar un trámite o arreglar un problema. “No olvidemos que en una gran parte de los actos de corrupción de servidores públicos, están también involucradas personas o empresas”, aclaró.