Francisco Zúñiga
15 de agosto de 2013 / 12:27 a.m.

 

Monterrey.- • La venta de un auto se frustró porque mientras circulaba por la avenida Morones Prieto comenzó a arder, aparentemente por un corto circuito.

Mientras cientos de conductores trataban de evitar el coche que emanaba llamas desde el cofre, el conductor, César Rosas Cortés, luchaba para apagarlo, lo que finalmente logró con ayuda de un oficial de Tránsito que pasaba por el lugar.

Afortunadamente el automovil no sufrió daños en la carrocería, pero sí quedó con el alambrado interior totalmente quemado por las llamas que se formaron cuando dos cables hicieron corto circuito.

Rosas Cortés comentó que no había presentado problemas con el coche, un Bettle modelo 2002, color amarillo, pues incluso lo está ofreciendo en venta.

El conato de incendio causó un poco de molestias a quienes circulaban por el carril exprés de Morones Prieto, pues quedó a la altura de la calle Baja California, en la colonia Independencia, justo a la salida de quienes vienen de la calle Zaragoza.