23 de julio de 2013 / 02:31 p.m.

El diputado Alfredo Rodríguez Dávila expresó que al grupo parlamentario que representa le deja un "mal sabor de boca" el nuevo trato que consiguió el Ejecutivo estatal.

 

Monterrey • Aunque aceptó que cumple con lo establecido con el decreto aprobado por el Congreso del Estado el pasado mes de diciembre, el líder de la bancada del PAN, Alfredo Rodríguez Dávila, aseguró que el proceso de reestructuración costará al estado seis mil millones de pesos tan sólo en los intereses.

Tras la formalización del refinanciamiento de una parte de los pasivos estatales, Alfredo Rodríguez Dávila, señaló que se trató de "una mala negociación" que la única ventaja que deja es al actual Gobierno encabezado por Rodrigo Medina de la Cruz, al pasar a las siguientes administraciones el servicio de la deuda; "les patea el bote".

"El mismo monto de la deuda que tenían los ciudadanos refinanciados ahora a 24 años en promedio, solamente el pago de intereses le va a costar a la ciudadanía seis mil millones de pesos adicionales", explicó.

El coordinador albiazul explicó que, al pasar de 15 a 24 años la deuda del Gobierno del Estado, el mandatario estatal, Rodrigo Medina, se libera de su responsabilidad de comenzar a pagar los créditos que adquirió.

"Al ver esta reestructura, nosotros, de forma preocupante, vemos que el único beneficio que tuvo el estado con esta reestructura, no fue una mejor tasa, el único beneficio es que pateó el bote el Gobierno del Estado al evitar en este año que se le vencieran varios períodos de gracia, evitar que el Gobierno del Estado de Rodrigo Medina afronte la responsabilidad de la carga financiera que le corresponde", agregó.

Rodríguez Dávila señaló que la primera preocupación que observan es que no se consiguieron mejores tasas y se mantuvieron en el límite de lo autorizado por el Congreso del Estado, lo que calificaron como una mala negociación.

"Está dentro de los requisitos que nosotros pusimos en el decreto que cuando autorizas algo por adelantado normalmente tienes que dejar ciertas ventanas de flexibilidad, en este caso, nosotros creemos que se pegan demasiado y terminan haciendo una mala negociación para los ciudadanos del estado de Nuevo León, ya que hoy en día, hay municipios que han contratado deudas con menores tasas".

Además, dijo que con esto, lejos de los ahorros previstos por la Secretaría de Finanzas y Tesorería, la reestructura ocasionará que los nuevoleoneses paguen el doble por la deuda, de los que actualmente pagan.

"Los ciudadanos de Nuevo León en lugar de pagar un peso de deuda que estábamos pagando aproximadamente, después de 17 años, 1.6 pesos, contando intereses, ahora con esta reestructura, con un promedio de 24 años, estaremos pagando 2.2 pesos por cada peso prestado.

"Estamos incrementando el servicio de la deuda que estarán pagando los nuevoleoneses, quiere decir que seguiremos teniendo más tiempo el dinero prestado, pero terminaremos pagando más intereses por el mismo peso que teníamos prestado.

"Como grupo parlamentario del PAN aquí en el Congreso del Estado, nos deja un mal sabor de boca, nosotros esperaríamos que hubieran tenido una mejor negociación, mejores tasas, la tasa ni siquiera alcanza a mejorarse en medio punto", dijo.

REYNALDO OCHOA