19 de diciembre de 2013 / 02:40 a.m.

Los Ángeles.- El creador de "The Walking Dead" demandó a AMC por lo que afirma es una campaña para impedir que obtenga decenas de millones de dólares en ganancias por la exitosa serie.

El guionista y director Frank Darabont nominado al Oscar y conocido por "The Shawshank Redemption" y "The Green Mile", presentó una demanda junto con Creative Arts Agency el martes en la Corte Suprema de Nueva York contra varios acusados incluyendo AMC Network Entertainment LLC.

La demanda afirma que a pesar de cuatro temporadas "de éxito sin precedentes y rentabilidad" para los acusados, Darabont no ha recibido ninguna de las ganancias por desarrollar la serie.

AMC rechazó hacer declaraciones sobre la demanda el miércoles, la cual sostiene igualmente que Darabont fue despedido como productor sin una justificación. El guionista desarrolló "The Walking Dead" a partir de la serie de cómics de Robert Kirkman sobre zombis.

La demanda dice que AMC decidió producir la serie internamente y se auto pagó una licencia deliberadamente baja para transmitirla, incurriendo en lo que la demanda califica como "la práctica inadecuada y abusiva de 'autocontratación".

"La única meta de esta transacción fraudulenta es aumentar las ganancias para la compañía matriz minimizando los ingresos que van a los fondos 'comunes' para los participantes en las ganancias del programa", sostiene la demanda.

La demanda menciona otras presentadas por creadores de programas exitosos incluyendo "Will & Grace". Cuando un estudio cede los derechos de un programa para que sea transmitido por una cadena o canal de cable afiliado la suma puede distar del valor justo en el mercado y reducir los pagos para los creadores y otras personas, según estas demandas.

El caso de Darabont se presenta tras su salida, supuestamente coludida, de "The Walking Dead" a comienzos de la segunda temporada, y las críticas que ha hecho públicamente a AMC.

Su demanda afirma que un acuerdo formal le pedía que le pagaran como si la serie fuera producida por un estudio no afiliado que supuestamente estaría involucrándose en "negociaciones independientes y libres sobre cesión de derechos".

Según las declaraciones de AMC, para diciembre de 2012, dos años después del estreno del progama, "The Walking Dead" tenía que superar un déficit de 49 millones antes de que Darabont o Creative Arts Agency pudieran ver "su primer dólar de ganancias".

"El fraude de AMC y la fórmula de cesión de derechos imputada están claramente diseñados para asegurar que los demandantes nunca vean ese primer dólar", señala la demanda.

AP