CATALINA DÍAZ
15 de junio de 2013 / 09:02 p.m.

Ciudad de México.-Nada mal para un gato que no hace nada. El 'candigato' Morris puso a temblar a los candidatos oficiales por la alcaldía de Xalapa, al Instituto Electoral Veracruzano e incluso provocó serias controversias sobre sus verdaderas intenciones entre la ciudadanía y los medios de comunicación.

Sergio y Daniel, sus creadores, creen que hasta el momento han logrado su cometido: decirle a la clase política que no se sienten representados y que las personas vayan a las urnas el próximo 7 de julio, aunque sea con “votos de protesta” emitidos a favor de un gato. "Queremos pensar que sí van a ir a votar", dijeron.

El gato y sus redes

Cuando Morris surgió sus creadores solo esperaban llegar a los mil seguidores de su perfil de Facebook, pensaban en ese momento que se trataría de amigos, todos residentes de Xalapa, nunca imaginaron que su protesta trascendería incluso a otros países.

El perfil de Morris tiene ya más de 100 mil seguidores y registró la llegada de más de 10 mil al día en promedio durante la última semana. El salto a la fama los llevó a preguntarse qué hacer con la página y cómo manejarla.

Su principal duda era saber cuántos de esos seguidores se encontraban en Xalapa, pues ellos eran el público al que originalmente querían expresar su protesta. Los datos demográficos que les brindaron las estadísticas de Facebook les dijeron que estaban logrando su meta.

Los resultados revelaron que sus seguidores se encuentran principalmente en Xalapa, le siguen la Ciudad de México y Veracruz. De esas tres ciudades son 50% de los fans, aunque se negaron a decir cuántos xalapeños se han adherido a su perfil.

"El número preferimos reservarlo, porque pensamos que podría ser utilizado por los partidos y nosotros no pertenecemos a ninguno."

Y aunque consideran que el perfil del gato puede seguir creciendo, se dan cuenta que ya pasó la etapa de furor. "Lo que podría ocurrir sería que nos llegara una ola internacional de seguidores, aunque también estamos preparados para que el fenómeno decrezca".

Lo cierto es que con agencias internacionales como Reuters, AP o CNN buscándolos para una entrevista, el fenómeno está lejos de extinguirse.

Como gato "panza arriba"

Y Morris, que sólo prometía descansar y retozar, tuvo que sacar las uñas cuando comenzó a irritar a los actores políticos y algunos medios.

Primero fueron los candidatos que se encuentran sin posibilidades de ganar la contienda electoral, le siguieron legisladores que calificaron su protesta como un insulto; pero los verdaderos "arañazos" llegaron del Instituto Electoral de Veracruz, el Tribunal Electoral y de un articulista de La Jornada.

De entre todos los candidatos solo el priista Américo Zúñiga admitió que la popularidad del gato se debía a la falta de oferta política, "si votan por el 'candigato' es que no se sienten representados", dijo a nuestra corresponsal en su momento.

Hay que destacar que Zúñiga es hasta el día de hoy el candidato puntero para ganar Xalapa de acuerdo a las encuestas, por lo que la presencia del minino no debió incomodarle tanto como a sus rivales electorales, que fueron rebasados por mucho por la popularidad del gato.

Entonces aparecieron los consejeros del Instituto Electoral Veracruzano llamando a los ciudadanos a no votar por el ‘candigato’, ya que de hacerlo estarían desperdiciando sus votos.

"Cuando el IEV llamó a la gente a no votar por Morris, nos sentimos halagados. Funcionó como psicología inversa. Aunque en este caso, si ganamos, perdemos, porque hay mucha controversia sobre los criterios de aplicación para lo que es y lo que no un voto nulo".

Sergio y Daniel aseguran que quisieron darle una orientación a la página, invitar a la gente a votar, pero fueron los mismos seguidores los que aseguraron que votarían por Morris, aunque el IEV anulara su voto.

"Si se ha creado una conciencia ciudadana, si la gente sale a votar, si protesta pacíficamente en las boletas, ya se hizo mucho. Nunca pensamos llegar hasta aquí."

El segundo rasguño vino del Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV). Una vez que candidatos y consejeros se hubieron quejado de la falta de respeto que para ellos significa la llegada del felino, los medios comenzaron a preguntar si el tribunal legislaría para calificar su protesta pacífica como un delito.

Allí fue cuando Daniel y Sergio pensaron que tendrían que empacar una maleta, tomar a Morris y salir de la entidad.

El magistrado presidente del TEEV, Daniel Ruiz Morales, dijo que sólo se trataba de una broma, un chiste creativo que no tenía nada de malo, sin embargo, también indicó que si el Legislativo estatal se daba cuenta de que había sido un intento de desestabilizar las elecciones, entonces sí habría repercusiones. Así que cuando habían comenzado a imaginar qué poner en la maleta, el mismo Ruiz Morales los tranquilizó al finalizar su declaración diciendo que ninguna ley puede aplicarse de manera retroactiva.

Pero el zarpazo más profundo vino de un articulista de La Jornada, quien sin buscarlos primero ni darles derecho de réplica, difundió que el ‘candigato’ trabajaba para el PRI.

"La verdad nos decepcionó mucho. Eso nos hizo entender cómo funcionan las cosas en el país. Nosotros no estamos con ningún partido. Suponemos que simplemente hizo una serie de conjeturas que le parecieron lógicas."

El artículo aseguraba que como el hospedaje y diseño de la página web de Morris son un regalo de Soluciones Hipermedia, propiedad de Alejandro Sobrevilla Viveros, quien tiene en su cartera de clientes a candidatos y agrupaciones priistas, el felino no era más que un empleado del PRI que, al promover el voto nulo, beneficiaría al tricolor Américo Zúñiga.

"Xalapa es una ciudad chiquita, somos unos 600 mil habitantes, por fuerza todos hemos tenido que trabajar para o con alguna instancia del gobierno. Además, si llegan a ofrecerme un regalo, ¿qué?, debo investigar el currículum, decir 'contigo no, porque eres priista' o 'no, porque eres judío'. Si esto hubiera sido planeado como dicen, no hubiéramos hecho público quién nos ofreció el hospedaje. Es obvio que nunca hubo dolo de nuestra parte."

El 'candigato' tuvo que defenderse en las redes de las acusaciones y de la ola de 'trolls' (usuarios que se dedican a agredir o molestar) que ingresaron a su página para bombardearlos con mensajes insultantes.

"Incluso muchos de nuestros seguidores nos reclamaron, porque se sintieron defraudados. Hemos tenidos que explicarles que nosotros no tenemos un partido y no sacamos ni un peso con esto.

"¿Por qué siempre piensan que hay alguien detrás (de los movimientos ciudadanos)? ¿Por qué no creen que la ciudadanía es lo suficientemente inteligente para pensar por sí misma? Por eso no queremos hacer mítines ni marchas, por si llegara a haber infiltrados que quieran desprestigiar nuestro proyecto. Morris se va a quedar en la red, para evitar que ocurran problemas así."

Daniel y Sergio dijeron que pretenden seguir con su vida de manera normal hasta el 7 de julio, cuando dejarán que sean los usuarios los que determinen el destino del perfil del 'candigato'.

'Candigato ', marca registrada

La popularidad que alcanzó Morris superó las expectativas de sus creadores, tanto que los ha llevo a contemplar la necesidad de registrar al 'candigato'. "Comenzamos el trámite para prevenir que alguien lo quisiera "piratear" y nos hiciera renunciar a él, porque nos dimos cuenta de que en Xalapa mucha gente está lucrando con la imagen".

Se refieren a los jóvenes que, parados en las esquinas de las calles, venden playeras o estampas del célebre felino. "Sabemos que es un producto de oportunidad, la verdad no nos molesta que se ayuden vendiendo esas cosas, pero sí queremos que quede claro que no somos nosotros. No hemos ganado nada con esto, solo hicimos trescientas playeras que se venderán a precio de recuperación por lo que invertimos en hacerlas. Nada más".

Y es que si bien registrarán los derechos de autor sobre su gato para evitar que alguien se los quite, ambos apoyan la libertad de expresión, especialmente en las redes sociales.

"Estamos preparando un concurso de cartel, primero para aprovechar todo el arte de la red que nos ha llegado y segundo, porque el cartel tiene una gran tradición como elemento de protesta."

Para ello se apoyarán de algunos artistas que regalarán piezas para entregar como premios y aunque hasta el momento no han definido quiénes serán los autores de las obras, quisieran regalar una pintura para el primer lugar y grabados para el segundo y tercero.