30 de marzo de 2014 / 04:59 p.m.

Cuando uno escribe sobre una hoja con bolígrafo corremos el riesgo de equivocarnos, ya que no tenemos un corrector ortográfico incluido.

Sin embargo, el alemán Falk Wolsky, experto en procesamiento de contenidos digitales, vio los errores de su hijo Leon en la escuela y se inspiró en el sistema inalámbrico del helicóptero con el que jugaba el niño.  Y junto con su colega Daniel Kaesmacher se pusieron manos a la obra y el resultado fue el Lernstift.

Lernstift (en alemán "lápiz para aprender") es un bolígrafo que avisa cuando se va a cometer un error de ortografía.

Este dispositivo combina el uso de sensores de movimiento junto a un sistema basado en Linux y enlazado a una bases de datos de palabras. El Lernstift en realidad no necesita tinta ni papel: utiliza software de reconocimiento de escritura a mano para señalar los errores a medida que son cometidos.

El dispositivo digital ve lo que escribes y emite una vibración sutil cuando piensa que el usuario ha cometido un error.

Agencias