Javier Trujillo
8 de septiembre de 2013 / 10:15 p.m.

 

Tierra Colorada • En dos meses se conformaron 17 grupos de mujeres policías, en igual número de comunidades de los municipios de Acapulco y Tierra Colorada, reveló el coordinador del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana, Miguel Ángel Jiménez.

 

“Cuando vamos a las comunidades de los municipios de Juan R Escudero y Acapulco, las mujeres se han organizado y han conformado sus propios grupos de seguridad para sus comunidades.

 

Luego de que nosotros conformamos un grupo en Xaltianguis, acudimos a la comunidad de San Juan El Reparo, nos hicieron el llamado para ir a una asamblea del pueblo, donde más del 80 por ciento eran mujeres y pidieron ayuda para formar un grupo de la Policía de Mujeres”, dijo Jiménez Blanco.

 

De inmediato en esa comunidad dijo que se integraron un grupo y medio de mujeres para formar su propia policía ciudadana.

 

“Ahí en total se integraron para formar su policía, un total de 18 mujeres, es decir ya tienen un grupo y medio”, detalló el líder comunitario de Xaltianguis, en el municipio de Acapulco.

 

Señaló que en la comunidad de Xaltianguis, en el municipio de Acapulco, se integraron nueve grupos de amas de casa de 12 integrantes cada uno, por lo que ya suman 102 mujeres que están integradas al Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana, y que reciben capacitación.

 

El coordinador regional de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSyJC), Miguel Ángel Jiménez, explicó que en las comunidades de La Palma se formaron dos grupos; en San Juan El Reparo un grupo; en Xaltianguis nueve y en Tierra Colorada cuatro, siendo un total de 16 grupos y medio.

 

Jiménez Blanco, dirigente de la UPOEG, confirmó que se continuará con prácticas de tiro, chequeo de armas, así como el despliegue de dispositivos de seguridad y revisión de vehículos.

 

Además indicó que seguirán conformando grupos de ciudadanos que estén dispuestos a brindar seguridad a sus familias y los habitantes de los pueblos, porque está claro que ni el gobierno municipal, ni el gobierno del estado y menos el federal, tienen la disposición y capacidad para brindarles seguridad a sus ciudadanos.