31 de enero de 2013 / 12:03 a.m.

Higueras, NL.- • La tranquilidad en que había vivido el pueblo de Higueras, se trastocó en la última semana: En unos cuantos días, robaron las oficina del DIF Municipal, de Agua y Drenaje, el jardín de niños, a una maestra, y hasta la iglesia del Pueblo.

Lo peor fue cuando se metieron el fin de semana a la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, y violentaron su siglo y medio de existencia para robarse el dinero de las limosnas, que no llegó a 200 pesos.

Doña Isaura dice que eso mismo ha pasado en los pueblos cercanos.

Robos siempre ha habido, pero esporádicos, a pesar de que es un típico pueblo norestense, erigido en medio de la nada.

Pero la gente estaba tranquila, sin necesidad de cerrar sus casas con siete aldabas. Lo que dejaban en el patio por la noche, siempre amanecía.

Desgraciadamente en los últimos días los robos comenzaron a menudear, aunque a veces es más el monto del daño, que del botín.

De la iglesia se llevaron 200 pesos, del DIF 610 pesos.

Lo más preocupante es el caso de una maestra jubilada, a la que asaltaron a punta de pistola en su casa, y quedó tan asustada que se ha negado a denunciarlo.

La gente está inquieta, porque con los cuatro policías que tiene el pueblo, dos por guardia, poco podrán hacer para evitar que los ladrones sigan haciendo de las suyas.

 FRANCISCO ZÚÑIGA