16 de enero de 2013 / 04:00 a.m.

Ana Luisa Garduño desmintió al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, tras asegurar que en ningún momento se ha reunido con él. “No tengo el gusto de conocerlo”, dijo.

 Ciudad de México • Ana Luisa Garduño, madre de Ana Karen Huicochea quien presuntamente fue asesinada por su exnovio el pasado 12 de diciembre en Temixco, Morelos, afirmó que cuando las autoridades le informen que Eduardo Villalobos Villanueva esté tras las rejas “nosotros vamos a creer que han trabajado”.

En entrevista con Adriana Esthela Flores para Milenio Televisión, Ana Luisa Garduño desmintió al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, tras asegurar que en ningún momento se ha reunido con él para tratar el caso, como lo señaló el mandatario a Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

“Quiero decirle al gobernador que no tengo el gusto de conocerlo. Puede confundir el caso, porque el licenciado Rosete tiene un caso similiar, pero en ningún momento he tenido un acercamiento con el gobernador”, aseguró.

La madre de Ana Karen Huicochea mencionó que solo ha tenido un acercamiento con la licenciada Carranco “y el día de ayer tuvimos una reunión con el procurador de Morelos”.

Dijo que en dicha reunión le explicaron que ha habido avances en la investigación, lo que ella consideró como que “no han avanzado en nada, yo quiero resultados”.

Señaló que su familia se ha dedicado a hacer una investigación de cuenta propia por lo que entregó a las autoridades un 80 por ciento del caso. “No les vamos a creer que estamos trabajando hasta que detengan al asesino”, dijo.

Mencionó que tras el asesinato de Ana Karen, su familia comenzó a entregar información a las autoridades, “se recaudo bastante, se le entrega a ellos y el 30 de diciembre giran una orden aprehensión. A él (Eduardo Villalobos Villanueva) lo tenían localizado y no salieron en su búsqueda”, aseguró Ana Luisa Garduño, quien aclaró que la fiscalía que llevaba el caso no inició las investigaciones por falta de recursos económicos.

“El fiscal dijo que no tenían recursos para ir por él, que eso era un trámite burocrático. Yo ofrezco dinero para que lo atrapen y me dicen que no, que tienen que esperar a que salga el dinero”, dijo Garduño.

“No importa hasta donde tengamos que ir, él tiene que pagar el asesinato tan brutal y cobarde que hicieron con mi niña. Yo apelo a la sensibilidad de todos los padres de familia, hoy fue mi niña, mañana pude ser cualquiera. Este tipo está loco”, afirmó.

Adelantó que la próxima semana realizarán una marcha desde Cuernavaca hasta Los Pinos para exigirle resultados a las autoridades y mencionó además, que en el colegio donde estudiaba Ana Karen le están preparando una ceremonia especial.

Redacción