4 de junio de 2013 / 05:42 p.m.

Toni Nadal, entrenador de Rafael Nadal, ha destacado hoy su convicción de que David Ferrer estará en la final de Roland Garros al tiempo que ha reconocido que nunca ha admirado a su sobrino.

En un encuentro digital con los lectores del diario El País, Toni Nadal, al recibir una petición de una entrada por parte de un usuario ha contestado: "Creo que es más fácil que se la pidas a David Ferrer, que creo que estará".

Cuestionado por los tenistas que ha admirado, Toni Nadal ha reconocido que nunca ha admirado a su sobrino y ha destacado al rumano Ilie Nastase como el tenista que más le ha gustado, además de aspectos del juego de Federer, Djokovic, Borg y Connors.

Aunque centrado exclusivamente en el próximo rival de Rafa Nadal, el suizo Stanislas Wawrinka, Toni Nadal ha asegurado que su sobrino tendrá opciones, "solo si juega bien", en un futuro enfrentamiento con Novak Djokovic. Y sobre el serbio reconoció que se sintieron "más vulnerables que nunca en 2011".

Sobre las acusaciones de dopaje que ha sufrido el tenista de Manacor, Toni Nadal ha afirmado que nunca ha entendido "por qué a veces se ha dudado de la honorabilidad de Rafael", en un tema en el que reconocen tener "la conciencia totalmente tranquila", a la vez que ha señalado que es algo triste en la sociedad el dicho "calumnia que algo queda".

Sobre el saque de su sobrino, Toni Nadal ha recordado que si en el Abierto de EE.UU. del 2010 este arma destacó, se debió a que "sonó la flauta", dijo. "No hay una razón clara del por qué. Hay momentos en los que uno consigue sacar bien y otros en los que no. En muchas ocasiones cuando se ha lanzado la pelota alta, se ha descoordinado", aseguró.

El técnico del mejor jugador sobre tierra lamentó que su sobrino "haya ido añadiendo cada vez más manías" a su juego. "Cuando no las tenía era un jugador exactamente igual. Cuando empezamos a competir con 10 o 12 años ya era un jugador concentrado que no tenía ninguna manía".

EFE