4 de enero de 2013 / 10:44 p.m.

Monterrey • En los primeros cuatro días del 2013, la violencia ha sacudido a la ciudad de Monterrey y la zona metropolitana.

Sujetos armados y vinculados al crimen organizado, mantienen bajo el terror a diversos sectores de la capital de Nuevo León, especialmente la zona centro-norte.

El grupo de delincuentes, ha logrado burlar el cerco policíaco implementado por la Agencia Estatal de Investigaciones y las acciones emprendidas por la Policía Ministerial del Estado.

En sólo cuatro días, los delincuentes se han mantenido ocultos y han logrado darse a la fuga tras cometer un asesinato.

Para la policía ministerial, este grupo de asesinos a sueldo, presuntamente se mantiene escondido en la zona norte de la ciudad, especialmente en las colonias Topo Chico y Tierra y Libertad.

Las autoridades presumen que este grupo esta ligado a un cártel del crimen organizado que ha estado operando desde diciembre del 2012.

En el último mes del año pasado, la Policía Ministerial implementó acciones de búsqueda en toda esa zona, pero presuntamente no ha logrado la captura de los delincuentes.

En estos primeros cuatro días del mes de enero han sido asesinados con arma de fuego y a golpes 13 personas, de las cuales tres son mujeres. De las trece muertes violentas, ha llamado una especial atención el ataque contra mujeres.

Una de estas muertes que llenó de horror a la sociedad ocurrió sobre la avenida Almazán en la colonia Topo Chico. Desde el puente, los delincuentes amarraron del cuello a la víctima y la lanzaron al vacío.

Otro de los ataques en contra de este género ocurrió en la colonia Rafael Buelna, donde una mujer fue asesinada junto con su hijo.

La ola de violencia que ha sacudido a la ciudad, empezó en el cruce de la calle Progreso y Privada Progreso, donde un hombre fue asesinado de un balazo en la cabeza.

MARCIAL PASARÓN REYES