3 de febrero de 2013 / 10:04 p.m.

Oaxaca.- El secretario General de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez, criticó la falta de coordinación que hubo para atender el conflicto social que priva en la comunidad de Álvaro Obregón que se localiza en la región del Istmo de Tehuantepec donde se reporta un bloqueo en la carretera por parte de un grupo de organizaciones sociales que se oponen a la construcción de un parque eólico.

El titular de la política interna negó que la dependencia a su cargo tuviera conocimiento de que se fuera a realizar algún operativo policíaco para detener a los dirigentes del grupo de inconformes contra la instalación de aerogeneradores por parte de la empresa “Mareña Renovables

A través de su cuenta de Twiter @JMAsegego, precisó: “sobre los hechos en Álvaro Obregón suscitados el día de ayer, manifestó que @segegob no tenía conocimiento de algún operativo policiaco…en dicha localidad el saldo del conflicto que se dio afortunadamente no pasó a mayores. Palos y piedras con 3 policías lesionados…Dos detenidos, vecinos de la población”.

Martínez Álvarez afirmó que la falta de coordinación interinstitucional que siempre ha señalado existe dentro del gobierno estatal volvió a generar contratiempo.

Refirió que el gran problema existente es que cada quien dentro del equipo de gobierno de Gabino Cué actúa con sus propios tiempos y criterios, tal es el caso del secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López, que ocasionó confusión entre los pobladores de la comunidad de Álvaro Obregón y daño el trabajo de conciliación realizado por las instituciones dentro del ámbito político.

“Reitero, la falta de coordinación y comunicación entre las aéreas, ha sido el Talón de Aquiles de la actual administración de Oaxaca” y afirmó “los cargos públicos son pasajeros, el prestigio o desprestigio queda para siempre”.

Luego del anuncio por parte de la empresa “Mareña Renovables” de que retirará su inversión de mil millones de dólares, ante la falta de condiciones para instalar más de 130 aerogeneradores entre Santa María del Mar y San Dionisio del Mar, la Secretaría General de Gobierno, informó que ha venido actuando de conformidad a sus facultades y atribuciones en los últimos 25 meses para generar las condiciones perdurables que faciliten la atracción de mayores inversiones a la entidad en el marco de la Ley.

Precisó que durante ese tiempo se han logrado acuerdos fundamentales para que diversas empresas generadoras de energía eólica inviertan en el estado de Oaxaca.

No obstante, admitió que el proceso de reconciliación de intereses ha sido rechazado por forma sistemática y reiterada por un grupo minoritario de esa zona, llegan al extremo de impedir el desarrollo del proyecto de generación de energía eólica en esa importante región de la entidad

En tanto organismos no gubernamentales reportaron que la zona del bloqueo ingresaron el sábado unas siete camionetas de la policía estatal, de donde descendieron decenas de elementos de seguridad mismos que intentaron desalojar al grupo de manifestante que tienen cerradas la carretera, reportándose un enfrentamiento con piedras, “donde algunas personas resultaron con lesiones”.

Asimismo denunciaron que varios activistas fueron amenazados de muerte, por lo que emitieron un llamado al gobierno estatal para detener la ola de represión y persecución en la región.

Las organizaciones demandaron detener el hostigamiento y represión policial y exigieron la renuncia del Secretario de Seguridad Pública Estatal Marco Tulio López por represor.

Sin embargo el Comisionado de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal César Alfaro Arías Cruz, aclaró que no se trato de una incursión, sino de una agresión contra una patrulla de la policía preventiva, donde se reporto el arresto de dos activistas identificados como Ricardo Hernández y Rubén Hidalgo que fueron remitidos ante un agente del ministerio Público, quienes posteriormente los dejo en libertad por falta de elementos.

El mando afirmó que los cuerpos de seguridad estatal fueron replegados de la zona y exhibió un video donde se palpan las agresiones de parte de los pobladores contra los elementos de seguridad que realizaban rondines.

OSCAR RODRÍGUEZ