24 de diciembre de 2013 / 07:54 p.m.

A pesar de ser una selección joven, los croatas han tenido una decorosa participación en los Mundiales; pero es el tercer lugar conseguido en Francia 1998 cuando sorprendieron al mundo.

 

Una selección joven que no ha sucumbido ante las viejas potencias que acaparan la atención de las Copas del Mundo es la de Croacia, que cuenta tres mundiales en su haber, pero una historia más exitosa que muchas asiduas a la cita del orbe.

Con apenas una serie de participaciones internacionales, la selección croata quedó situada en el mapa futbolístico a nivel mundial cuando logró clasificarse al certamen del orbe por primera vez en Francia 1998.

Tras una fase de grupos sin sobresaltos, donde tuvieron victorias ante Jamaica y Japón, además de una derrota con Argentina, avanzaron a octavos de final, donde superaron a Rumania, cuartofinalista en Estados Unidos 1994.

Para sorpresa de todos despacharon a los alemanes con un contundente 3-0 para acceder a semifinales, donde fueron superados 2-1 por el anfitrión a pesar de que consiguieron ponerse en ventaja; ganaron 2-1 el juego por el tercer lugar a Holanda y Davor Suker logró la "Bota de Oro" con sus seis goles.

Esa generación de futbolistas no pudo mantener el nivel y la selección vivió un periodo de transición en el cual tuvo dos pobres actuaciones en mundiales al caer en la primera ronda, en Corea del Sur-Japón 2002 y en Alemania 2006.

Cuatro años después, en Sudáfrica 2010, no asistieron tras quedar eliminados en la eliminatoria europea, pero su revancha llegó con una nueva camada de futbolistas que quieren ilusionar a la afición y llegar lejos en Brasil 2014.

NOTIMEX