27 de marzo de 2013 / 04:19 p.m.

Monterrey • La mayor parte de los accidentes que los menores sufren son originados en el hogar, por ello la Cruz Verde de Monterrey emitió una serie de recomendaciones a los padres de familia en estas vacaciones.

Florentino Martínez, doctor de la corporación de rescate, mencionó que los accidentes más frecuentes que sufren los menores son juegos en los que no miden el peligro, como saltar de cama a cama o deslizarse por la escalera, los cuales pueden originar una lesión.

Afirmó qué en un descuido del padre los bebés pueden sufrir un accidente, mientras que los niños tienden a introducir cualquier objeto a la boca, si esto llegase a ocurrir, evitar gritar, pues el niño tiende a asustarse inhalando aire y podría ahogarse.

¿Qué hacer cuando a un menor se le queda un objeto en la vía respiratoria?

Lo primero que los padres tienden a hacer es pegarles en la cabeza, sin embargo, no es recomendable pues pueden provocar una lesión grave, lo que deben hacer es voltear al menor hacia abajo y dar de cinco golpes en la espalda para tratar de sacar el objeto, posteriormente volteamos su cuerpo de frente y en la parte del pecho a la altura de las costillas presionar cinco veces hasta expulsar el objeto, ante esto es de suma importancia llevar al menor con el médico para mayor atención médica.

El elemento de la Cruz Verde emitió algunas recomendaciones si el menor llegara a sufrir un accidente o lesión, entre las que destacan:- Guardar la calma- Si el menor está sangrando, evitar el uso del alcohol y contener la hemorragia mediante un trapo haciendo presión sobre la herida, sí se llegase a empapar el trapo de sangre, colocar otro encima sin quitar el anterior.- En caso de fractura, marcar a los números de emergencia para una mejor atención.- Al mismo tiempo si el menor o una persona adulta llega a sufrir un golpe en la cabeza y no hay una herida visible, hay que estar atentos de los indicadores como pérdida de conciencia, vómito, convulsiones o desorientación, en caso de que no existiera una herida grave o un indicador, acudir inmediatamente a buscar ayuda médica para un chequeo.

En caso de emergencia, la Cruz Verde ofreció el teléfono 8311-0033, ó el 066 para asistencia médica.

FRANCISCO ZUÑIGA