Luis García 
6 de julio de 2013 / 11:30 p.m.

Monterrey  • El planteamiento de los diputados locales del PAN de eliminar a la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información de Nuevo León no tuvo eco en el Gobierno del Estado, que rechazó por adelantado la iniciativa presentada el pasado viernes en la Oficialía de Partes del Congreso local.

Álvaro Ibarra Hinojosa, secretario general de Gobierno, se pronunció por mantener al organismo en funcionamiento, pero dejó en claro que la decisión final será de los propios integrantes del Poder Legislativo.

“Soy muy respetuoso del Poder Legislativo, fue una propuesta de los diputados de Acción Nacional. En mi opinión personal, creo que debe de existir la transparencia muy puntual en Nuevo León como lo estamos haciendo.

“La opinión es que no desaparezca, pero bueno, vuelvo a repetirles, seré respetuoso de lo que los legisladores determinen”, sentenció el funcionario estatal.

MILENIO Monterrey dio a conocer ayer la intención de la bancada panista, que calificó de “adorno” al ente garante del acceso a la información en el estado y destacó que su desaparición representaría un ahorro de 30 millones de pesos al año.

La propuesta entregada por los diputados Fernando Elizondo y Enrique Barrios planteaba que el Poder Judicial dirima los casos que sean necesarios, cuando una autoridad se niegue a entregar los datos solicitados por algún ciudadano.

A decir de Ibarra Hinojosa, la forma en que opera hoy en día el organismo y las solicitudes de transparencia, avalan que éste se mantenga en funcionamiento, a pesar de la cargada albiazul que busca sacarlos de la jugada.

“El esquema en que se está trabajando (actualmente) creo que es el correcto, pero serán los diputados quienes diriman esto (…) ojalá que esto no sea un tema partidista, y que veamos por la gente de Nuevo León”, mencionó.

El segundo al mando en la administración estatal pidió que fueran los propios ciudadanos quienes se pronunciaran sobre la necesidad de eliminar o mantener a la Comisión de Transparencia, organismo que fue creado en 2003.

“Es otra instancia, en donde los ciudadanos les toca opinar sobre la función que ellos hacen, pero aquí es un tema que le toca a los legisladores determinar y seremos respetuosos…necesitamos tener la transparencia y la dependencia trabajando para el estado de Nuevo León”, expresó.

La CTAINL se ha visto involucrada desde su creación en varios escándalos, relacionados principalmente por las pugnas entre sus integrantes por el control administrativo del órgano descentralizado y los malos manejos financieros de algunos de sus ex presidentes.