Francisco J. Vela García
5 de enero de 2013 / 12:51 a.m.

El delantero uruguayo ya vela armas para debutar mañana en el torneo Clausura ante Gallos, un rival al que no se le debe de dar ningún tipo de tregua.

No importa la jornada, no importa el rival, no importa el torneo; el León saldrá con el cuchillo entre los dientes todos los partidos. Este es el pensamiento de Sebastián Maz, goleador del León el torneo pasado y el cual se declaró listo para arrancar el torneo mañana cuando enfrenten al Querétaro.

"Con el cuchillo todos los partidos para no dar por perdido ninguno hasta que pite el árbitro", señaló Sebastián Maz.

Agregó, "Nosotros sabemos que tenemos que seguir sumando puntos para alejarnos cada vez más de la zona de promoción, y sabes que perdiendo puntos te metes en la pelea (del descenso), es así la realidad, y sabes que no puedes dejar puntos en el camino, y más si pretendes que el León no baje la estabilidad, tenemos que seguir sumando puntos de a tres".

El primero de la tabla porcentual, el León, recibe al último de esta tabla, el Querétaro. Un mismo objetivo, dos realidades diferentes.

Los Gallos apenas pudieron ganar un partido la temporada pasada y para este torneo han cambiado prácticamente a todo el plantel incluidos sus cinco extranjeros. Sin embargo, Maz, que tuvo una destacada participación con el León jugando a un gran nivel y poniendo tierra de por medio en la lucha por el no descenso, no se fía y sabe que el rival de mañana tienen mucho más que ofrecer.

"Ellos no pueden jugar con desesperación porque ese sería un error de parte de ellos. Van a tener que estar tranquilos y saber que teniendo paciencia pueden hacer buen partido, nosotros tenemos que hacer lo mismo: no darles ventaja por más que ellos vengan con necesidad, nosotros no podemos darle vida a nadie porque el día que te toque nadie te la va a dar", comentó Maz previo al último entrenamiento de hoy.

En el segundo torneo del León en su regreso a Primera División el pánico escénico y los nervios han quedado de lado, este tema afectó un poco el debut el torneo pasado pero ahora con la confianza de lo logrado en su regreso y el que haya permanecido la totalidad del plantel titular genera mucha confianza en los Panzas Verdes.

"Ya pasó eso, el partido pasado (debut ante Querétaro, torneo Apertura 2011) fue algo así, un partido trabado hasta que encontramos el gol de penal, y después se nos complicó por la expulsión y después volvimos a encontrar el segundo gol por el orden que teníamos.

"Igual creo que los nervios van estar un poquito a un lado pero la ansiedad del partido, las ganas de jugar, de andar bien, de ganar, contra un rival que necesita puntos", finalizó.