17 de mayo de 2013 / 02:13 p.m.

El entrenador Vanderlei Luxemburgo ha quedado en la cuerda floja tras la derrota del Gremio frente al Independiente Santa Fe de Colombia, que apeó al equipo brasileño de la Copa Libertadores, según informaron hoy medios locales.

"El Gremio está muy mal. Otra vez no pudimos presentar un buen juego y ahora tendremos que descubrir los motivos", declaró Marcos Chitolina, director de fútbol del club brasileño, después del nuevo fracaso del equipo en la Copa Libertadores.

El conjunto brasileño precisaba un empate en su visita de este jueves al Independiente Santa Fe, pero perdió por 1-0 y se quedó fuera del torneo, que era su principal objetivo para el primer semestre de este año.

El presidente del club, Fábio Koff, criticó que el equipo "no haya sido capaz de conseguir un empate", se dijo "muy decepcionado" y aseguró que pretende "examinar con calma qué ocurrió" para luego "tomar algunas decisiones".

Koff evitó pronunciarse sobre la responsabilidad de Luxemburgo en la floja actuación del Gremio, que desde la llegada del entrenador, hace ya quince meses, no ha ganado un solo título.

"Puedo decir que, al menos en la Copa Libertadores, el Gremio sólo jugó bien cuando le ganó 3-0 al Fluminense", en la primera fase del torneo, indicó Koff.

Según el diario Zero Hora, la eliminación de la Copa Libertadores es un duro golpe para un club en problemas financieros y Luxemburgo pudiera quedarse sin empleo en vísperas del inicio del Campeonato Brasileño, que comenzará el próximo 26 de mayo.

EFE