26 de noviembre de 2013 / 04:59 p.m.

Monterrey.- Tras morir atropellado, el cuerpo de Don Zoilo Mendoza Mares, lleva tres días siendo velado en la sala de su vivienda, ya que la aseguradora del vehículo del presunto responsable no se hace cargo de los gastos y  la familia del afectado no cuenta con recursos para pagar los gastos.

Aunado al dolor de perder a  su esposo, Doña María San Juana busca como reunir la cantidad de 12 mil 500 pesos que debe a la funeraria por los servicios y 34 mil pesos que debe en el Hospital Universitario y por los que firmó un pagaré para que le entregaran el cuerpo.

"Ya hablamos con el abogado de la aseguradora y nos dice que van a investigar primero que no nos puede dar nada y si llega a darnos el dinero nos darán solo 20 mil pesos y yo necesito cubrir los 34 mil del hospital y aquí el señor de la funeraria dice que no puede trasladar el cuerpo hasta que se haga el pagó", señaló la mujer entre lágrimas y desesperación. 

El accidente ocurrió el sábado en la Avenida Morones Prieto a la altura de la calle Cuauhtémoc en Guadalupe cuando fue arroyado por una camioneta, el conductor aparentemente aceptó su responsabilidad pero la aseguradora  “Ana Seguros” no les ha resuelto nada.

"Nos dicen que van a investigar si el conductor tuvo la culpa se llama José Luis o si la culpa fue de mi esposo, pero mientras no voy a tener el cuerpo aquí ", agregó.

Requieren pagar a la funeraria para que trasladen el cuerpo al panteón Valle Verde donde obtuvieron el terreno gracias al apoyo del DIF, señalaron los familiares.

Mientras tanto el cuerpo de don Zoilo continúa sin poder descansar en paz,  en la sala de su casa  en la calle Triunfo de la República 1307 en la Colonia Canteras en Monterrey.

Zynthia Vanegas