2 de octubre de 2013 / 01:17 a.m.

México.- Las afectaciones en Guerrero por los fenómenos meteorológicos son consecuencia de permitir la deforestación en cuencas altas de los ríos, consideró Édgar González Gaudiano, pionero de la educación ambiental en México y Latinoamérica.

Al impartir en la Universidad Iberoamericana (UIA) la ponencia "El medio ambiente y la innovación educativa en el nivel superior", opinó que otro factor que influyó en la gravedad de los daños fue autorizar e incluso promover asentamientos humanos en zonas de alto riesgo.

En el ordenamiento territorial realizado hace más de una década en Guerrero, especialmente en Acapulco, se observó que la Laguna de Tres Palos debía seguir como vaso regulador para la salida del agua, sostuvo el especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Entre ellos, abundó, la desertificación, degradación de los ecosistemas, colapso de pesquerías, demanda de agua dulce, expansión demográfica e ineficiente modelo energético, "síntomas patentes de que hemos rebasado los umbrales de la biocapacidad".

En contraparte, añadió, algunas propuestas que se construyen para ayudar a paliar el problema ambiental son el decrecimiento poblacional, la armonía con la naturaleza y la disminución de consumo energético.

(Notimex)