26 de enero de 2015 / 03:33 p.m.

 

Veracruz.- El procurador general de Justicia de Veracruz, Luis Ángel Bravo, confirmó que se investiga al presidente municipal de Medellín de Bravo, Omar Cruz Reyes, como presunto autor intelectual de la muerte del periodista Moisés Sánchez Cerezo.

De acuerdo con la declaración de Clemente Noé Rodríguez Martínez, ex policía municipal, el editor de la publicación La Unión fue degollado y desmembrado el mismo día de su desaparición, el 2 de enero pasado.

Precisó que los asesinos materiales fueron contratados por Martín López Meneses, subdirector de la SSP municipal, además de chofer y guardaespaldas del alcalde.

Se trata de seis ex elementos de la desaparecida Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río, quienes se llevaron al reportero de su casa en El Tejar. Rodríguez Martínez los identificó como El Harry, El Chelo, El Piolín, El Moi y El Olmos (José Luis Olmos).

Según el detenido, el alcalde Cruz Reyes pidió que mataran a la víctima a cambio de permitir a la banda de los asesinos vender droga en la zona.

Rodríguez Martínez era miembro de una banda dedicada a la venta de droga en Medellín del Río y en su declaración reconoció que la muerte de Moisés Sánchez Cerezo la realizaron por encargo directo de Martín López Meneses.

El procurador de Veracruz dio a conocer que ayer mismo pidió al Congreso del estado el desafuero del presidente municipal para someterlo a juicio.

También solicitará orden de aprehensión contra los policías municipales arraigados José Francisco García y Luigi Heriberto Bonilla Zavaleta, quienes facilitaron la huida de los presuntos criminales, cuyos vehículos vieron pasar, pero no hicieron nada por órdenes del alcalde.

El asesinato tuvo el objetivo de "callar" a Sánchez Cerezo, debido a que realizaba denuncias periodísticas sobre la violencia en ese municipio, hecho que molestaba al alcalde.

Clemente Noé Rodríguez Martínez fue detenido el viernes 23 de enero y confirmó que el periodista fue asesinado el 2 de enero por orden del alcalde de Medellín de Bravo.

La solicitud para "desaparecer" a Sánchez Cerezo fue hecha por el chofer Martín López Meneses y obedeció a que supuestamente "estorbaba" al alcalde panista por publicar hechos delictivos y de inseguridad que prevalecían en el lugar.

López Meneses, también subdirector de la policía municipal de Medellín, ya se encontraba arraigado por estos hechos y ahora sujeto a una orden de aprehensión por homicidio dolosos calificado.

FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/MÓNICA CAMARENA E ISABEL ZAMUDIO