22 de enero de 2014 / 01:34 a.m.

México.- El sector de la cultura en México tiene una participación de 2.7 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) total nacional, con un monto de 379 mil 907 millones de pesos en 2011, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo con los resultados de la primera Cuenta Satélite de Cultura de México 2008-2011, ésta participación es mayor a la suma del PIB de Nayarit, Tlaxcala y Zacatecas, y 57 veces mayor al valor agregado de bares, cantinas y similares en todo el país.

En comparación con otras actividades, la cultura tiene un mayor peso en la actividad económica que la minería no petrolera, la cual aporta 2.0 por ciento, aunque menor que los servicios financieros y de seguros, que contribuye con 3.5 por ciento.

La presentación de los resultados de la Cuenta Satélite de la Cultura estuvo encabezada por los presidentes del INEGI, Eduardo Sojo Garza Aldape, y del Consejo Nacional para la Cultura y Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa.

La Cuenta Satélite permite medir la actividad económica asociada a la cultura, mediante la identificación de los flujos generados por las actividades asociadas con las prácticas culturales.

El director general de Estadísticas del INEGI, Arturo Blancas Espejo, señaló que la participación de la cultura en la actividad económica se ha mantenido constante en 2.7 por ciento del PIB entre 2008 y 2011, salvo en 2008, donde aportó 2.8 por ciento.

Precisó que aun cuando su tendencia es constante, el monto en millones de pesos corrientes es creciente, ya que va de 320 mil 478 millones de pesos en 2008 a 379 mil 907 millones de pesos en 2011.

En rueda de prensa, expuso que la aportación de la cultura del PIB nacional en 2011 provino en 2.0 por ciento del valor económico de mercado, 0.1 por ciento del valor económico del gobierno y 0.6 por ciento de la producción cultural de los hogares.

En comparación con otras cuentas satélite, la contribución de la cultura, que es de 2.7 por ciento del PIB, es menor a la aportación del sector turismo de 8.4 por ciento y del sector salud de 5.1 por ciento, pero mayor que los gastos en protección ambiental de 1.0 por ciento.

Respecto a otros países que tiene cuentas satélites, y descontando 0.6 por ciento que aporta la producción cultural de los hogares, México tendría una aportación de 2.1 por ciento del PIB, que se compara favorablemente contra Finlandia con 3.2 por ciento, España 2.7 por ciento, Colombia 1.8 por ciento, y Chile 1.3 por ciento.

Por tipo de bienes y servicios que conforman el sector de la cultura, señaló, los que más aportan al PIB sectorial son las artesanías con 25.6 por ciento, el comercio de bienes culturales 16.7 por ciento, y la información en medios masivos 15.2 por ciento.

El especialista del INEGI destacó que la producción cultural de los hogares (trabajo voluntario en las organizaciones culturales como ferias o festividades) representó 21.3 por ciento del PIB del sector.

Apuntó que como parte de la Cuenta Satélite de Cultura, el INEGI levantó la Encuesta Nacional de Consumo Cultural 2012, efectuada en 14 mil 420 viviendas, según la cual los hogares mexicanos efectuaron un gasto de 122 mil 269 millones de pesos en actividades culturales.

Esto significa que los hogares destinan 3.8 por ciento de su gasto total para la adquisición de bienes y servicios culturales, del cual una cuarta parte lo destina en asistir a sitios y eventos culturales.

Comparó que el gasto que hacen los mexicanos en actividades culturales es mayor al 2.8 por ciento de su gasto total que destinan a servicios de electricidad, o al 3.4 por ciento que gastan en telefonía móvil.

Sobre los resultados de la Cuenta Satélite de Cultura de México, el presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, destacó que este ejercicio aporta información sobre la importancia de la cultura en la vida de los mexicanos y servirá para tomar decisiones sobre bases reales y no por aproximaciones.

El presidente del INEGI, Eduardo Sojo Garza Aldape, coincidió que esta es una herramienta para aprovechar mejor y de forma más transparente los recursos que van a sectores específicos, en este caso, la cultura.

NOTIMEX