25 de enero de 2013 / 03:33 p.m.

Monterrey  • No hay maleficio que pueda deshacer la tradición de que La Madre de Todas las Bandas, El Recodo, actúe año con año en La Sultana del Norte.

Para La Banda El Recodo de don Cruz Lizárraga no hay mejor augurio que comenzar un nuevo año con una presentación en la ciudad de Monterrey.

"Es una bendición. Desde hace 16 años La Banda El Recodo se viene presentando en tierras regias durante estas fechas. Estamos muy contentos de traer de nueva cuenta nuestro show, que siempre realizamos de cuerpo, corazón y alma", platicó su vocalista Charlie Pérez.

Esta ocasión la agrupación con más de 70 años de trayectoria musical trae el talento de un nuevo integrante, que se ha unido a las filas de la banda para darle voz a sus canciones.

"Estoy muy contento de estar con tantos amigos tan profesionales. Venimos a complacerlos con canciones románticas y para nuestros compas con canciones bragadas (fuertes). Sé que es unaplaza muy grande donde El Recodo ya está colocada entre las favoritas.

"Espero que la gente también me reciba con mucho amor, porque sabemos que han pasado muchos y muy buenos cantantes, y ahora pues me toca la fortuna de estar a mí. Ojalá y yo también pueda llegar al corazón de ellos", señaló Giovanni Mondragón, quien se acaba de integrar a la agrupación como la voz principal.

Liderados por los hermanos Lizárraga, los 18 músicos ya se encuentran en la ciudad para preparar su baile de este sábado 26 de enero en La Fe Music Hall.

La Banda El Recodo además está seleccionando los temas para su nueva producción musical.

"Aún no sabemos para cuándo podrá estar listo, porque apenas empezamos a grabar hace un par de semanas y últimamente se nos ha juntado el trabajo con la presentaciones en México y Estados Unidos. Si Dios quiere para mediados de año ya tendrán algo nuevo de sus amigos El Recodo", afirmó Poncho Lizárraga, director de la banda.

Conviven con sus fans

Tras realizar un día entero de promoción en diferentes estaciones de radio de Multimedios, los integrantes de la banda convivieron con un selecto grupo de seguidores en un conocido restaurante, ubicado en la avenida Miguel Alemán, donde además de comer junto a los músicos, se tomaron la fotografía del recuerdo, compartieron anécdotas y cantaron juntos sus canciones preferidas.

"Estamos muy agradecidos con los seguidores que participaron para tener este acercamiento más estrecho y más íntimo. Es muy grato estar cotorreando con todos ellos, preguntándonos diferentes cosas, porque así como ellos se interesan en la vida de sus servidores, nosotros de ellos", platicó Poncho Lizárraga.

EVA GÁNDARA