28 de mayo de 2013 / 09:49 p.m.

El entrenador de la selección uruguaya de fútbol, Óscar Washington Tabárez, afirmó hoy que su actual prioridad es el partido contra Venezuela de las eliminatorias del Mundial de Brasil 2014 por encima del amistoso contra Francia o el debut en la Copa Confederaciones, todos ellos en junio.

"El tiempo lo vamos a utilizar pensando en Venezuela, no será una preparación específica para la Confederaciones. Junio es un mes de trabajo, con varios compromisos, pero la prioridad es el partido contra Venezuela", afirmó el técnico de la Celeste al comentar en una rueda de prensa en Montevideo el partido del día 11.

"El ánimo que llevemos a la Copa Confederaciones depende de ese partido", aseguró.

Tabárez dirigió este lunes el primer entrenamiento de la selección para los próximos encuentros con un grupo integrado por Martín Cáceres, Sebastián Coates, Egidio Arévalo Ríos, Diego Pérez, Álvaro Pereira, Gastón Ramírez, Walter Gargano, Sebastián Eguren, Luis Suárez, Edinson Cavani y Abel Hernández.

El técnico confesó que al equipo le "impactó mucho" conseguir un solo punto de seis en los dos últimos encuentros en la fase de eliminatorias del Mundial contra Paraguay, que acabó con empate 1-1, y Chile, en el que perdieron por 2-0.

"Para nosotros la búsqueda de puntos no puede esperar" porque "no tenemos demasiado tiempo. El tiempo lo vamos a utilizar pensando en Venezuela", indicó.

También recordó que la selección venezolana "es un rival de Sudamérica que nunca logró clasificarse para un Mundial" y esa "es una oportunidad que van a intentar aprovechar", alertó

Antes de ese partido, Uruguay se medirá con la selección francesa en un amistoso que se disputará el 5 de junio en Montevideo, un encuentro que Tabárez calificó de "acontecimiento".

"Yo le doy una importancia grandísima. Por suerte se va a jugar, espero que sea una fiesta y que estemos a la altura del compromiso", declaró.

También se refirió a la invitación del presidente uruguayo, José Mujica, al goleador Edinson Cavani para que integre la delegación oficial en su visita al Vaticano el próximo sábado.

"Yo no soy creyente y respeto mucho toda la organización de la Iglesia y este papa particularmente me cae simpático, pero no es algo que tenga que ver con la selección nacional", indicó.

"Hipotecar una preparación para hacer un viaje, por más que esté involucrado el Gobierno (...), yo daría mi punto de vista negativo", afirmó sobre la posibilidad de que Cavani viaje a Roma.

Una vez superados los dos encuentros, la Celeste debutará el 16 de junio en la Copa Confederaciones en Brasil frente a España, actual campeona del mundo, uno de los equipos junto a Nigeria y Tahití forman parte de su grupo.

EFE