12 de mayo de 2013 / 12:10 a.m.

En Tigres, el hombre experiencia en Liguillas se llama Damián Álvarez. Luego de una década en el futbol mexicano, El Enano suma 10 fases finales desde que inició su aventura con Morelia, en el 2003.

Cuatro veces ha disputado una Final, ganando dos y perdiendo dos, por lo que ahora buscará su tercer campeonato en tierras aztecas. 

La primera vez cayó en la serie decisiva por el título contra Monterrey, cuando defendía los colores de Monarcas, en el Clausura 2003, su campaña de estreno.

Después se coronó en el Clausura 2007, pero con Pachuca, al vencer en la Gran Final a las Águilas del América.Un par de años más adelante, Damián sufrió otro revés, al perder el campeonato del Clausura 2009 con los Tuzos, enfrentando a los Pumas de la UNAM.

Posteriormente, ya vestido de Tigre, el argentino volvió a bañarse de gloria al levantar la Copa de Campeón en el Apertura 2011.

No sólo es asiduo invitado a las Liguillas, sino sabe disputar Finales y ya ha probado las mieles del éxito con dos títulos y quiere el segundo como auriazul.

En la primera Final ganada con Pachuca fue determinante su participación, cuando en el duelo de Vuelta dio el pase a Juan Carlos Cacho para el 1-1 contra América.

Cuauhtémoc Blanco abrió el marcador para los capitalinos, pero esa asistencia de gol del ex River Plate puso el 3-3 global y así se agenciaron el campeonato.

Y en su segundo cetro, ahora con Tigres, volvió a ser clave en la Final, pero de manera directa, al conseguir la anotación solitaria en el desafío de Ida ante Santos en Torreón y llegar con ventaja a la Vuelta en el Estadio Universitario.

El colmillo forjado en Liguillas de Damián será vital para que Tigres salga airoso del doble Clásico que sostendrá contra Monterrey. 

Aparte de las Finales, que han sido cuatro, el mediocampista suma cuatro Semifinales, una con Morelia, dos con Pachuca y una con Tigres; además de dos fases de Cuartos de Final, una con Monarcas y otra más como felino.

En su cuarta postemporada con Tigres, Damián quiere cosechar su segundo título y sacar revancha de hace un año.

En el Clausura 2012, el conjunto universitario se quedó en la orilla al caer en Semifinales contra Santos, cuando tenían prácticamente en la bolsa el pase a la Final, la cual hubiese sido una inédita histórica, pues se habrían enfrentado a Rayados.

Ahora se toparán a su acérrimo enemigo en Cuartos, donde quieren cobrar la deuda pendiente tras la reciente derrota en el derbi 97 en el Uni.

Con este bagaje de Damián en series importantes se le puede unir otro apodo ad hoc: Mister Liguilla.

Raúl Villarreal