24 de junio de 2013 / 02:58 a.m.

CHIAPAS • Por lo menos un centenar de damnificados por el huracán "Bárbara" tomaron este domingo las oficinas de Telecomm Telégrafos en el municipio de Tonalá, en protesta porque los trabajadores no querían realizar el pago del programa de Empleo Temporal que otorga la Secretaría de Desarrollo Social Federal a todos los afectados por el meteoro que azotó la zona del Soconusco y Costa de Chiapas.

La inconformidad surgió luego de que desde las 4 de la mañana, los damnificados, en su mayoría pescadores, hicieron fila para recibir el apoyo, pero a las 16:00 horas los empleados se negaron a seguir pagando, con el argumento de que ya era hora del cierre de las oficinas.

Lo que provocó un conato de enfrentamiento, en donde una de las beneficiarias fue golpeada por los policías de seguridad privada que resguardaba el lugar. Los empleados de Telecomm cerraron las puertas y los inconformes hicieron lo mismo pero con candados por la parte de afuera para que no salieran.

"Estamos desde las 4 de la mañana, aquí, esperando el pago, hicimos trabajo de recoger basura, de limpiar las calles, necesitamos el dinero por eso vinimos aquí", dijeron las mujeres inconformes que habían dejado sus domicilios desde la madrugada para recibir el apoyo del gobierno federal.

Por lo que el presidente municipal de Tonalá, Manuel de Jesús Narcía Coutiño y el Subsecretario de Gobierno de la Zona Costa Benigno Hernández Hidalgo intervinieron para que se cubriera el pago de los trabajos temporales.

JUAN DE DIOS GARCIA DAVISH