30 de septiembre de 2013 / 11:27 p.m.

Apodaca.- Familiares y amigos se dieron cita en el panteón Jardín de Los Ángeles, en el municipio de Apodaca, para dar el último adiós al pequeño Alexis Uriel Hernández Moncada, quien perdiera la vida luego de derrumbarse una iglesia en Juárez, Nuevo León.Alrededor de unas 70 personas que llegaron al lugar con flores, y entre cantos y llantos están diciendo adiós al niño de 11 años de edad, quien estudiaba en la escuela primaria Arturo de la Garza, y quien ya no pudo acudir esta tarde al plantel escolar, debido a que su vida fue truncada. Con un ataúd blanco partió el cortejo fúnebre desde una funeraria del centro de Juárez y fue escoltado por una patrulla de Tránsito del mismo municipio. En el lugar se encuentran arreglos florales entre ellos uno del arzobispo auxiliar Jorge Cavazos Arizpe.

Marilú Oviedo