Iram Oviedo 
21 de agosto de 2013 / 09:30 p.m.

 

Monterrey.- • Los 15 pasajeros que resultaron lesionados durante el estrellamiento de un camión urbano contra varios negocios y autos, en San Nicolás de los Garza, ya fueron dados de alta al no haber peligro en sus heridas.

El director de Asuntos Viales en Nuevo León, Pedro Arce, informó que la mayoría de los usuarios del colectivo presentaban lesiones que no ponen en peligro la vida y tardan menos de 15 días en sanar.

 

Mientras tanto, el chofer de la ruta Periférica 219, identificado como Azael Martínez, de 28 años, está a disposición del Ministerio Público, quien integra la Averiguación Previa correspondiente.

 

Los hechos fueron reportados la tarde del martes en la carretera Miguel Alemán y la calle Océano Pacífico, en la colonia La Fe, en el municipio nicolaíta.

 

El inculpado perdió el control del volante luego de que la dirección del camión se destrozó, aunque eso ya es investigado por las autoridades de vialidad.

 

Se reveló que a exceso de velocidad se impactó contra una estructura que sostenía un techo, luego contra dos camionetas que se encontraban estacionadas y terminó incrustado en un portón metálico de otra empresa.

 

Varias unidades de las Cruz Roja y Emergencias San Nicolás llegaron al mencionado cruce y atendieron a las personas que se encontraban en el interior del camión con golpes en diferentes partes del cuerpo.

 

Los especialistas señalaron que fue milagroso que ninguna de las personas resultara con heridas de gravedad, pues algunas piezas metálicas quedaron incrustadas dentro del camión y muy cercanas a los asientos delanteros.

 

Todos los heridos fueron llevados a diferentes hospitales del área metropolitana de Monterrey para su atención, aunque algunos salieron durante la noche del martes, otros la mañana de este miércoles.

 

El mencionado funcionario señaló que de los 15 lesionados, 12 de ellos presentan las lesiones de no y menos, mientras que esperan el dictamen de una pasajera que fue llevada al Ginequito y de otros dos que pasaron a la clínica 67 del Seguro Social.