19 de enero de 2013 / 03:39 a.m.

Monterrey  • Al descartarse que presentara daños severos, la adolescente que fue privada de la libertad por un grupo armado la semana pasada en la colonia Moderna, durante el homicidio de cuatro personas, fue dada de alta médica este viernes en el Hospital Universitario.

Al tiempo que la menor de edad se recupera en el domicilio de un familiar, las autoridades estatales continúan con la investigación de los hechos pero hasta el momento no han identificado a los responsables.

La joven que abandonó el nosocomio fue identificada solamente como Cynthia de 17 años de edad, y quien sufrió diversos golpes y heridas de bala no graves al momento de ser plagiada por los desconocidos.

Ella fue encontrada a las 23:00 horas del jueves 10 de enero en la avenida Churubusco del sector oriente de Monterrey, un día después de los hechos en los que el grupo armado irrumpió en su vivienda.

En el domicilio familiar ubicado sobre la calle Manzano, casi esquina con Gardenia, en la colonia Moderna, fueron asesinadas cuatro personas entre ellas un matrimonio, su hijo y un tío de este último.

Las victimas fueron identificadas como Alberto Martínez Martínez de 39 años de edad; Irma Dávila Juárez de 37; José Alberto Martínez Dávila de 18 y Miguel Ángel Dávila Juárez de 33.

En el referido incidente quedaron heridos la señora Blandina Juárez Vitela de 64 años de edad y su hijo Mario Alberto Dávila Juárez, de 35, quienes pasaron delicados pero estables al Hospital Universitario.

Según los informes, la familia se hallaba en el inmueble que asemeja a una vecindad, cuando de pronto llegaron varios hombres que portaban fusiles AR-15 y quienes comenzaron a dispararles dentro y fuera del inmueble.

El matrimonio de Alberto e Irma, así como Miguel Ángel, quedaron sin vida en el interior de la finca, mientras que José Alberto pereció, alcanzado por las balas, a unos 40 metros de la vivienda, cuando corría para ponerse a salvo de los pistoleros.

Ante las autoridades, los heridos y algunos testigos manifestaron que los agresores se desplazaban en una camioneta de pasajeros color arena, pero no pudieron especificar la marca o modelo de la misma.

Redacción