23 de febrero de 2013 / 05:00 p.m.

Monterrey  • Como una forma de estimular a la población para adoptar uno de los árboles que siembra el Ayuntamiento, la administración municipal inició la entrega de certificados a los ciudadanos que colaboran de esa forma.

La secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología, Brenda Sánchez, comentó que en esta campaña pueden participar vecinos en lo individual, la comunidad organizada, integrantes del Programa de Acción Comunitaria, representantes del sector religioso, empresas de la localidad.

Aclaró que también los niños pueden colaborar, e incluso el municipio tiene especial interés en que los menores participen, porque además de adoptar un árbol, se siembra en los niños la cultura delcuidado y promoción de la ecología.

“A todas aquellas personas que deciden adoptar un árbol o que deciden participar en la campaña de arborización, les estamos dando un certificado de adopción. Al mismo tiempo se está georeferenciando este árbol para nosotros saber y tener identificado que tipo de especie (es) dónde está ubicado y cómo le estamos dando el mantenimiento, y en ese sentido, es una manera de involucrar también a los ciudadanos que han estado participando activamente.

“Es el caso de las diferentes comunidades religiosas y de diferentes zonas, organizaciones civiles que se han estado sumando a la campaña de arborización y el éxito ha radicado porque es muy emocionante para ellos participar en este tipo de campañas y como incentivo les damos un certificado de adopción o un reconocimiento por su participación”, explicó.

Brenda Sánchez comentó que durante la campaña de arborización le enseñan a la gente cómo preparar el árbol antes de sembrarlo, la preparación del cajete donde lo van a colocar, la distancia que debe existir entre un árbol y otro para lograr el crecimiento adecuado y garantizar su supervivencia.

“No solamente se trata de arborizar, sino también generar cultura ambiental con la gente para que sepa que el árbol tiene un proceso de nacimiento, de crecimiento, de adaptación y que evidentemente así como los seres humanos requerimos de respeto, también ellos requieren respeto”.

RICARDO ALANÍS