23 de febrero de 2013 / 02:11 a.m.

Monterrey.- • La pareja que en noviembre del año pasado trató de secuestrar a una niña de siete años de edad que pretendían vender en 30 mil pesos y que fueron detenidos gracias a la intervención del perrito que tiene de mascota la familia, fueron declarados formalmente presos por el juez quinto penal de Monterrey.

José Luis Escobar González y su tía Ana María González Ramírez, quienes tienen su domicilio en el municipio de Santiago, donde ocurrieron los hechos, fueron notificados este viernes de la situación legal por la que deberán permanecer recluidos en el penal del Topo Chico.

Ellos fueron considerados presuntos responsables de los delitos de secuestro agravado y agrupación delictuosa.

Escobar González fue capturado el pasado 14 de enero por su presunta participación en los hechos que acontecieron en el municipio de Santiago.

Sin embargo, mientras era cuestionado por esos hechos, los investigadores detectaron que sus huellas habían aparecido en el intento de secuestro que protagonizó el 27 de noviembre del año pasado.

De acuerdo a la denuncia que presentaron los padres de la afectada, Escobar González entró a la casa por la ventana de la recámara que ocupaba la menor en la planta baja de la vivienda.

Precisaron que fue alrededor de las 03:30 horas, cuando escucharon ruidos y ladrar al perro “Goofy”, por lo que corrieron a buscar a la pequeña y antes de llegar al cuarto se percataron que su mascota iba tras un sujeto que llevaba la niña y que salió por la puerta principal de la vivienda.

La mamá de la menor agregó que salió tras el presunto delincuente, quien al verse perseguido por el perro dejó tirada a la niña a la que llevaba envuelta en el cobertor con el que la había arropado.

REDACCIÓN