26 de julio de 2013 / 02:36 a.m.

 

Monterrey.- • A 100 años de prisión fue sentenciado un delincuente que en octubre del 2011 ejecutó a tres personas en la colonia Genaro Vázquez, en Monterrey, y luego mientras era procesado por esos hechos, en noviembre del 2012, asesinó a un reo del penal del Topo Chico, al momento en que le impartía clases de biblia.

Se trata de Jesús Picasso Jiménez, de 25 años de edad, quien fue considerado responsable del homicidio calificado de María del Carmen Pérez Morales, Francisca Jiménez Ramírez y José Luis Velázquez Escobedo; así como del reo Teodoro López García.

Fue el juez segundo penal de Monterrey, quien este jueves resolvió la sentencia en contra de Picasso Jiménez, apodado "El Pica".

Aunque dicho juez consideró que Jesús Picasso alcanza un siglo como condena por los homicidios que cometió, solo tendrá que cumplir los 60 años de prisión que establece el Código Penal vigente en la entidad.

En el proceso que le concluyeron por el triple homicidio, se menciona que fue la madrugada del 14 de octubre del 2011, cuando irrumpió en un domicilio ubicado en la manzana tres lote 25, de la mencionada colonia y acribilló a dos mujeres y a un hombre que las acompañaba.

Después de esos hechos huyó del lugar a bordo de una camioneta Equinox, en la cual se dirigió al municipio de Cadereyta para ocultarse en un domicilio de un familiar, pero fue detenido por ministeriales, porque la unidad que tripulaba era robada.

Pero solo estuvo preso un mes por ese robo y fue hasta enero del 2012, cuando volvió a ser capturado por policías de municipio de Santa Catarina, a quienes confesó ser responsable del triple homicidio.

Dan formal prisión a "El Payo"

El juez primero penal de Monterrey dictó auto de formal prisión en contra del presunto integrante de un grupo criminal que el pasado mes de marzo participó en la ejecución de tres hombres, a quienes victimaron en calles de la colonia Fomerrey 112, al norte de la ciudad.

Roberto Burgos Landeros, apodado "El Payo", fue notificado este jueves de la situación legal que enfrenta por haber sido considerado presunto culpable del homicidio calificado de José Manuel Samarriba Mendoza, José Guadalupe Maldonado Ramírez y Tiburcio García García.

REDACCIÓN