14 de marzo de 2013 / 01:49 p.m.

Monterrey • Con la clausura del casino Yak Sport Books de Plaza Sendero, el municipio de Escobedo parece que apenas alcanzó a rasguñar al gigante español Codere, que tiene en México su mayor centro de operaciones en el negocio de juegos y apuestas.

La permisionaria opera 51 casas de apuestas en el país, tres de ellas establecidas en Nuevo León, ya que figuran además el Yak Valle Oriente y Yak Royal Cumbres.

Con el permiso DGG/SP/450/97 con una vigencia que termina el 12 de septiembre de 2022, la permisionaria es Administradora Mexicana del Hipódromo, cuyo accionista es Impulsora de Centros de Entretenimiento de las Américas, SA de CV, adquirida en parte por la firma española.

El inmueble clausurado ayer por la autoridad se ubica en los locales 1, 2, 3 y 4 de Plaza Sendero en avenida Sendero Norte 130 y Manuel L. Barragán; en este municipio aún operan el recién reabierto casino Malibú, de Producciones Móviles, y el Palmas Escobedo, de Entretenimiento de México.

En 1998 la española llegó a México como operador de las salas de bingo de CIE (Compañía Interamericana de Entretenimiento) y Grupo Caliente, y ocho años después adquirió la firma Promojuegos.

En 2007, la empresa española se fusionó con algunas de sus firmas mexicanas Complejos Turísticos Huatulco, Números de México, Femalamex y Compañía de Inversiones Mexicanas, en una sola empresa, movimiento que involucró activos por más de ocho mil 215 millones de pesos.

Para Codere México representa el mayor centro de operaciones de Iberoamérica con 19 mil 575 máquinas tragamonedas, casi cuatro mil más que en España; opera 102 salas de juego bingo, siendo Argentina el país que se sitúa en segundo sitio con 14 negocios y además cuenta con 47 casinos.

Sus datosCasino: Yak Sport Books Escobedo.Permisionaria: Administradora Mexicana del Hipódromo.Propietario: Codere de España e Impulsora de Centros de Entretenimiento de las Américas.Opera: 51 casinos en el país.En NL: Yak Valle Oriente, Yak Royal Cumbres y Yak Escobedo.

EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ