23 de octubre de 2013 / 06:22 p.m.

El Presidente del Club León, Jesús Martínez Muguía, agradeció la disposición del entrenador de la Selección Miguel Herrera, de Ricardo Peláez y de Héctor González Iñárritu para facilitarle la liberación de dos jugadores del León para el partido el sábado ante Toluca, pero se pregunta por qué en tan sólo unas horas cambiaron de opinión. Ve algo raro en esta decisión.

Martínez Murguía aseguró que ya estaba todo listo desde el lunes para que dos elementos de los cuatro que están con la Selección regresaran el viernes, pero por la mañana de ayer le llamaron para decir que se deshacía lo pactado.

"Quiero agradecer a Miguel Herrera, Ricardo Peláez y Héctor González Iñárritu porque ellos tomaron la decisión de prestarnos a los jugadores, recibimos su buen apoyo, pero luego vino un cambio de planes y me marcaron para decirme que no iban a venir.

Eso es lo que me dejó intranquilo, si ya habían tomado la decisión por qué la cambiaron", comentó el directivo.

Sin dar nombres de personas, grupos o empresas dejó entrever que existe intereses que juegan, y se mueven dentro del futbol y que en esta ocasión están en su contra. Hay algo que "no le cuadra en esta decisión".

Recordó que hay otros jugadores que recibieron permiso especial para jugar ayer con sus equipos en torneos nacionales e internacionales como Hiram Mier, con Monterrey; Rodrigo Salinas, con Monarcas; la semifinal del la Copa MX; además de Lucas Lobos que tuvo permiso especial por una situación personal, así como todo el América para jugar contra el Alajuelense en la Concachampions.

Jesús Martínez Murguía ve cosas raras en esto."Desde que tuvimos convenio con Grupo Carso vemos que no están tomando las mismas decisiones para todos los equipos como con el León", comentó el Presidente del Club esmeralda.

"Esto no nos quita el sueño. Son baches en el camino, no nos va a afectar, ni mucho menos", recalcó el directivo.

De igual forma cerró filas con el proyecto del futbol mexicano y aunque reglamentariamente puede retener a sus cuatro jugadores pues el juego del sábado no es fecha FIFA les permitirá que se queden con la selección hasta el 31 de octubre, fecha en la que rompen filas el combinado nacional.

"Esto nos va a unir más, sabemos que hoy en día todo mundo está esperando que nos caigamos porque somos un grupo que ha trabajado bien, nos hemos dedicado a romper esquemas.

El sábado vamos a salir con todo a tratar de dar el mejor partido y conseguir los objetivos", finalizó.