3 de abril de 2013 / 12:52 a.m.

"Así es cuando un equipo entra en crisis, no sabes ni por dónde te pegó, pero quedarnos ahí lamentándonos no nos va a servir de nada, hay que darle la cara a la situación, ésta es una semana vital para nosotros", señaló.

Por ello Guzmán tiene muy claro que ganar el título de la Copa MX no sirve de nada si el equipo sigue metido en problemas en la parte baja de la tabla porcentual, para lo único que ayudaría sería para fortalecer el ánimo del plantel.

"Ayudaría en lo anímico, pero estamos conscientes de que no nos va a ayudar en nada, es una cosa la Copa y otra la Liga, pero sí le vamos a dar ese respeto y prioridad a la Copa, ya luego nos prepararemos para intentar sacar tres puntos ante San Luis".

Guzmán fue muy claro al asegurar que son los mismos jugadores de Atlante y su cuerpo técnico los que tienen que solucionar esta situación, por lo que en caso de pasar a la final y ganar la Copa se enfocarán en salir de zona de descenso.

"Tenemos esa ilusión dentro de la oscuridad en la que estamos, viene esa semifinal de Copa y vamos a jugarla con toda seriedad, buscar el pase a la final y luego a tratar de sacar al equipo de donde nosotros mismos lo metimos, hay que tener esa valentía".

De Puebla, su rival de este miércoles en su duelo semifinal de la Copa MX en el estadio Andrés Quintana Roo, el técnico del cuadro azulgrana dijo que lo conoce muy bien, con todo y los peligros que representa.

"Puebla será un rival muy difícil, los conozco muy bien, va a venir a jugar con mucha seriedad, tienen un gran técnico, me parece que ambos equipos le vamos a dar una gran seriedad al juego", concluyó.