Marilú Oviedo 
4 de agosto de 2013 / 02:06 a.m.

 

Monterrey • El diputado local del PRI, Daniel Torres Cantú, presentó una denuncia en contra del dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero; el líder estatal del albiazul, José Alfredo Pérez Bernal, y quienes resulten responsables por las agresiones que dijo haber sufrido esta mañana cuando intentó dejarles un escrito.

Acompañado del dirigente estatal del PRI, Sergio Alanís Marroquín, el legislador local priista entregó la denuncia y/o querella en el Centro de Orientación y Denuncias (Code), de la Procuraduría General de Justicia del Estado, ubicado en la avenida San Jerónimo, en Monterrey.

El diputado local pide en su recurso que sean citados a comparecer los dirigentes albiazules, tanto nacional como estatal, y señaló que ellos pueden ser notificados en la sede estatal del Partido Acción Nacional, que se encuentra ubicada en la calle Escobedo, número 650 en la zona centro de Monterrey.

“Asimismo, la presente denuncia y/o querella se interpone contra quienes resulten responsables de los mismos hechos delincuenciales”.

Torres Cantú expresó que fueron atacados por diputados locales panistas, militantes y por tres sujetos que, por sus características y vestimenta, supone forman parte del equipo de seguridad personal del dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero.

“Fuimos intencionalmente rodeados y atacados por todas direcciones, dado que por el frente nos encontramos con la actitud violenta de los diputados, los militantes y los dirigentes del Partido Acción Nacional, y por la espalda, fuimos atacados por el personal de seguridad de Gustavo Madero”, señala en el escrito.

Por su parte, en entrevista, el coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado, Alfredo Rodríguez Dávila, expresó que la actitud de los diputados del PRI, al obstruir el paso de la comitiva panista, no fue la correcta.

Señaló que otro resultado hubiese existido si los diputados del PRI buscan el foro adecuado para entregar sus planteamientos.

Hizo hincapié que los legisladores fueron a buscarlos a un evento que los panistas habían organizado, y añadió que quisiera saber cómo tratarían a los panistas si alguna vez trataran de impedir el paso al presidente Enrique Peña Nieto o interrumpen una rueda de prensa del gobernador.