23 de septiembre de 2013 / 09:17 p.m.

Oaxaca de Juárez • El gobernador de Oaxaca Gabino Cué, estimó que la reconstrucción por los daños causados a la infraestructura básica y de carreteras por los huracanes "Ingrid" y "Manuel", podrían llegar a tener un costo de entre 800 y mil millones de pesos.

"Nos encontramos aún en la fase de emergencia, y esperamos que sea en un semana que iniciemos el recuento formal de los daños causados, comunidad por comunidad y casa por casa con los respectivos expediente en las manos, pero estimamos que los costos por reconstrucción podrían estimarse entre 800 y mil millones de pesos aproximadamente, aunque la cifra podría llegar a más".

Dijo que se ha avanzado en los censos de vivienda, mismos que se han elaborado de manera conjunta con la Secretarias de Desarrollo Social (SEDESOL) y la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), esperando avanzar en la cuantificación y las revisiones físicas de las carreteras que se hará de manera conjunta con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), donde hemos establecido altas de afectación en la carretera Tlaxiaco-Putla de Guerrero-Pinotepa Nacional.

Sin embargo, en este rubro de infraestructura caminera, abundó que solicitará que haya un apoyo extraordinarios para lograr la reconstrucción de la mayor parte de los tramos siniestrados.

"Vamos a solicitar un proyecto multianual, exigiremos una revisión al Congreso de nuestro presupuesto para que se destinen recursos adicionales para lograr la reconstrucción de los estados más afectados por las lluvias".

Detalló que de acuerdo con los últimos reportes y censo de afectados, los meteoros habrían impactado a unos 143 municipios, donde se identificado un 799 mil damnificados.

Además que reparamos provisionalmente unos 103 caminos cerrados, sin embargo permanecen 5 puentes caídos, 11 escuelas dañadas y 86 municipios declarados como zona de desastre.

Cué, precisó que en estado zonas de han localizado un total de mil 800 viviendas dañadas y poco más 8 mil 500 hectáreas siniestrada, además de la pérdida de 2 mil cabezas de ganado.

El gobernador dijo que de 27 localidades que permanecían incomunicadas, restan todavía 9 que son atendidas con la operación de 4 puentes aéreos y donde se encuentran damnificados un poco más de 5 mil damnificados.

"En estas poblaciones no hay acceso aún vía terrestre, por la creciente de los ríos y la destrucción de los caminos, estamos trabajando a marchas forzadas para establecer pasos provisionales en la mayoría".

Afirmó que mientras no se logre restablecer en su totalidad los accesos a estos poblados vía terrestre, no se levantara la fase de emergencia, la cual permanece vigente, hasta que se alcance la normalidad de la vida de los habitantes de dichos poblados.

OSCAR RODRÍGUEZ