— REDACCIÓN
18 de septiembre de 2013 / 03:43 p.m.

 

 

 

Caminos cerrados, calles que se convirtieron en ríos, casas derrumbadas y habitantes incomunicados son el común denominador en la zona sur y citrícola de Nuevo León, luego de las lluvias ocasionadas este lunes por el meteoro "Ingrid".