25 de julio de 2013 / 04:57 p.m.

El quarterback de los Patriots, Tom Brady, dijo que el equipo necesita superar el "trágico" suceso que provocó el arresto y acusación de Aaron Hernández por asesinato.

Brady dijo que es triste que un compañero haya estado involucrado, y señaló que los Patriots intentan superar unas "vacaciones exigentes".

El astro de Nueva Inglaterra habló el jueves en el primer día de la concentración de pretemporada.

Hernández fue uno de los principales blancos de Brady como tight end las tres últimas temporadas. Los Patriots dieron de baja a Hernández el 26 de junio, después de su arresto esa mañana y antes de su acusación por asesinato.

Hernández está detenido, sin derecho a fianza, tras declararse inocente por la muerte a tiros de Odin Lloyd el 17 de junio.

Ap