Tony Alvarez
16 de julio de 2013 / 12:30 a.m.

A costumbrado a jugar en pasto natural, el delantero sudamericano sabe que es un factor extra para tomar en cuenta en su proceso de adaptación al Futbol Mexicano.

"La verdad es muy complicado, tanto la cancha como el futbol para mí," dijo Darío Benedetto. “En Argentina es un poco más liviano y acá es más pesado y hay que agarrarla un poquito mejor, el campo de juego es más difícil inclusive para los propios jugadores; que algunos se enreden con la pelota no lo hacen porque no sepan jugar, sino porque la cancha está muy complicada".

Para el duelo ante Correcaminos se había regado el campo, ante Dorados no fue así. Aseveró que es preferible jugar con la cancha seca independientemente de que la haga lenta ya que, se estaría dando ventajas al rival.

Sin duda es un elemento del cual se esperan grandes cosas, pero falta todavía por ver cómo se desenvuelve. "Me siento mucho más cómodo jugando un poco por adentro, pero en la posición por afuera también me gusta jugar y queda adaptarse un poquito más al campo de juego", comentó el atacante.

Por último dijo tras el entrenamiento de este lunes que, la competencia por un puesto de titular será complicada, habrá una rivalidad sana por iniciar el torneo ante Atlas.

"Esta difícil, yo creo que hay buenos delanteros, falta que se sumen algunos pero siempre entrenando al máximo e intentando adaptarme lo más rápido posible para estar a disposición del técnico para cuando él lo decida", concluyó Darío Benedetto.