10 de enero de 2013 / 02:53 p.m.

Monterrey • Pese a que la verdadera historia en torno al casino Royale se dio a conocer ayer tras difundirse documentos ventilados por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, el Gobierno de Nuevo León rechazó que la información se ocultara intencionalmente a la opinión pública.

Tras aceptar que el estado ya tenía conocimiento de las declaraciones de empleados y testigos de la tragedia, el jefe de la Oficina de la Gubernatura, Jorge Domene Zambrano, justificó que no se haya dado a conocer en su momento.

“"Lo principal, en su momento, fue la cuestión de los homicidios, y esto no quiere decir que se esté ocultando información, simplemente no es la esencia de lo que en ese día ocurrió.

“"Si tomamos en cuenta de dónde sale la información, pues son de las investigaciones que la Procuraduría ha estado haciendo y que forman parte de esa averiguación en una forma global"”.

Sobre el caso de los francotiradores en el techo del edificio de la avenida San Jerónimo, dijo no tener conocimiento de qué paso con ellos tras el incidente, aunque validó su existencia, pese a la versión de que el local nunca recibió amenazas.

Margarita no dará permisos

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, descartó la posibilidad de que se otorgue un permiso para algún casino en la ciudad.

“"De ninguna manera, mi Gobierno no va a permitir que se aperture ni un solo casino más (…) y menos en ese lugar, sería ofensivo para toda la sociedad regiomontana y nuevoleonesa que sucediera una cosa así"”, explicó.

Dijo que no revelaría la estrategia que seguirán para evitar que ello alerte a los casineros.

LUIS GARCÍA