24 de abril de 2013 / 01:58 p.m.

Al utilizar en forma unilateral el Fondo Metropolitano, sin tomar en cuenta a los alcaldes, el Gobierno del Estado violenta el espíritu de la partida, estimó el presidente de la Comisión de Desarrollo Metropolitano en la Cámara de Diputados, Juan Manuel Fócil Pérez.

El legislador federal por Tabasco sentenció que para el presente año las reglas de operación cambiaron y ahora se obliga a las entidades federativas a dar voz y voto a los municipios en la toma de decisiones.

Fócil Pérez se reúne esta mañana con los ediles panistas para dialogar sobre este asunto y encontrar un punto medio en la disputa entre el estado y los municipios metropolitanos gobernados por el PAN.

“Hasta el año pasado, efectivamente, el gobernador disponía de los recursos a como él considerara con su equipo fuera lo más conveniente para Nuevo León.

“Sin embargo las reglas de operación están cambiando y ahora los presidentes municipales que conforman la zona metropolitana deben participar en el Consejo, deben presentar sus proyectos y el Fondo debe tratar de atender la problemática que tengan todas las ciudades”.

¿Estaría violentando Nuevo León el espíritu del fondo si se aplica unilateralmente?

“Pues sí, efectivamente, te repito: hay reglas de operación nuevas que ya están obligando a que en el Consejo tengan voz y voto los alcaldes, para evitar el uso discrecional que se tenía anteriormente”, detalló.

Aunque el diputado perredista reconoció que la aplicación que el estado pretende hacer del Fondo Metropolitano es correcta, precisó que la finalidad de esta partida es resolver los problemas que la ciudadanía reporta a los municipios.

“Me han comentado que el gobernador está privilegiando lo de una línea nueva del Metro. Efectivamente, el transporte público que es movilidad es también un problema metropolitano, o sea que sí se justifica.

“El problema es que con esas grandes obras se resuelve aparentemente un problema grande, pero deja a todos los municipios que tienen sus problemas comunes sin atención, entonces todos los alcaldes tienen la obligación de resolver lo que el ciudadano de manera directa les está solicitando en su municipio”, refirió.

No obstante, Fócil Pérez también aclaró a los alcaldes que estos recursos se encuentran sujetos a la solución de problemas conjuntos, a manera de poner un punto de equilibrio a la lucha que ambas partes han armado en torno a los 759 millones de pesos asignados para este año a la entidad.

“Quiero decirte que no es un fondo propiamente municipal, es un fondo que tiene la finalidad de resolver problemas comunes en la zona metropolitana, por ejemplo para tratamiento de basura, vialidades, para iluminación, seguridad pública”, destacó.

Ayer, MILENIO Monterrey consignó que los alcaldes de Monterrey y San Nicolás amagaron con suspender obras en Leones y Universidad y Sendero por la falta de recursos del citado fondo.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Metropolitano consideró que a fin de generar un esquema donde todos ganen, el estado y los municipios deben repartirse el dinero para financiar una parte de sus proyectos.

“Dicen que más vale un mal acuerdo que un buen pleito, hay que seguir ese principio”, dijo.

Claves

“Liberan presión”

- Aunque técnicamente las reglas de operación permiten que los recursos del Fondo Metropolitano sean utilizados para obras concretas del estado, su anuncio se puede atribuir para dar una menor presión a las finanzas, estimó Carlos González Barragán, director ejecutivo del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria.

- El experto mencionó que la razón de utilizar estos recursos federales pareciera ser una forma de liberar a las finanzas estatales de la presión, además de que cuestionó el porqué hasta ahora se informó que se utilizarían esos recursos.

Luis García