4 de marzo de 2013 / 02:06 p.m.

Monterrey • Si bien se requiere de un pontífice que pueda tener conocimientos políticos dentro y fuera de la iglesia católica como institución, lo que debe predominar es un Papa que realice la tarea de misionero, a fin de aumentar la cantidad de fieles en todo el mundo, según coincidieron los participantes de ayer en el programa de Cambios.

En la emisión que conduce el arquitecto Héctor Benavides se tocó el tema del nuevo pontífice, donde Graziella Fullvy, directora de Programa Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Regiomontana, señaló que se debe de tomar en cuenta el sentido religioso por encima del político para elegir al sucesor de Benedicto XVI.

“"Yo creo que la gente quiere un Papa que sea lo que creemos debe ser un Papa, un misionero. Un hombre de espiritualidad, no un hombre agobiado por la tarea de manejar finanzas, para sanear problemas económicos, que lo terminan distrayendo de lo que son sus funciones, que son atenciones que todo católico cree debe ser la prioridad de un Papa"”, afirmó.

Fullvy destacó que para ello un candidato ideal es un cardenal hondureño, que por su labor como misionero y su relación con la iglesia podría fungir para esta labor de forma ideal, aunado de lo que señaló podría beneficiarlo es la cantidad de católicos en todo el continente, que ascienden a casi el 52 por ciento de todo el mundo.

“"Honduras es un país pequeño con 13 millones de católicos es un candidato muy interesante, también Brasil. Y nosotros quizá tengamos ese criterio, busca el candidato que busque el perfil de Papa misionero, de Papa dedicado a la espiritualidad, pero los electores, los cardenales que elegirán el Papa, ¿qué tendrán en mente?"”, comentó.

SABIO Y SANTO

Para que la Iglesia católica recupere la cifra de fieles que ha ido perdiendo con los años, se necesita que el nuevo pontífice sea un hombre cercano a la gente, castigando lo que ha denigrado a la institución, como son los casos de pederastas, afirmó el analista de asuntos religiosos, José Mendirichaga Dalzell.

“Yo creo que el nuevo Papa debe ser un hombre sabio y santo. Sabio para poder gobernar a la Iglesia, para poder tener conocimiento de la sagrada escritura, de padres y doctores, de concilios, pero también un hombre muy cerca del santísimo sacramento, muy cerca de Cristo sacristía, muy cerca de los santos para guiar esta iglesia que vive días difíciles hacia lo que quiso Cristo, una iglesia pobre, casta y santa”, afirmó.

Mendirichaga Dalzell afirmó que las cifras de personas que dejan la Iglesia católica va en aumento, principalmente por los errores de este instituto religioso, y en donde gran parte se debe a sacerdotes pederastas, y que al momento de castigar a los responsables, los fieles recobrarán la confianza en la Iglesia.

***

Católicos están tranquilos

-Entre la comunidad católica en Monterrey se percibe tranquilidad a pesar de la renuncia del ahora Papa emérito Benedicto XVI, informó el arzobispo de Monterrey Rogelio Cabrera López.

Pidió a la comunidad católica que siga elevando oraciones para que el Colegio Cardenalicio tome la mejor decisión, que será anunciada con el repique de campanas en las iglesias del mundo entero.

“"La mayoría, al menos a quienes puedo escuchar directamente su opinión (de fieles), es una gran simpatía por el papa emérito Benedicto XVI, su gran simpatía, su honestidad y su sentido alto de misión espiritual, todos estamos a la expectativa de quién será el próximo Papa de la Iglesia católica"”, mencionó.

Entre los asistentes a la misa dominical, celebrada en la catedral de Monterrey, el ambiente fue similar al de semanas anteriores, de oración y cumplimiento a las doctrinas.

“"Han surgido iniciativas muy bonitas para promover la oración como la que salió en Estados Unidos de Adopta un Cardenal, para que el voto sea siempre a favor de la Iglesia"”, dijo el arzobispo.

ISRAEL SANTACRUZ (Sandra González/Monterrey)